23 frutas exóticas que debes probar en Santa Cruz

Una lista para sacar provecho a la compra en los mercados y degustar frutas ricas y saludables del Oriente y la Amazonia, ideales para hacer jugos o helados

Margarita Palacios — EL DEBER
14/04/2015

Si te gusta probar nuevos sabores, esta nota te va a interesar. En los mercados de Santa Cruz se encuentran 23 frutas exóticas que mercecen ser probadas. Muchas de estas frutas provienen del Oriente boliviano y otras de la Amazonía pero comparten espacio en cualquier mercado más cercano a tu casa. ¿Las reconocerías? Muchos residentes cruceños, sobre todo los jóvenes, tienen dudas. Así que no dejemos que se queden en el olvido: son frutas ricas y variadas, ideales para hacer jugos o helados, y tan saludables que tu cuerpo te lo agradecerá. La lista de las 23 es la siguiente:

  1. Caqui. Ricos en vitamina A, potasio, azúcar y glucosa. Con alto contenido en vitamina C. Son recomendables en caso de problemas digestivos. Deliciosa como fruta fresca, también se puede consumir como mermelada, crema helada, sorbete, flan, pastel, pudín o bebida.

2. Copoazú. Originario de la Amazonia oriental y del centro de Sudamérica, principalmente en Bolivia y en la región norte de Brasil. Su pulpa es blanca, con altos contenidos de fósforo, pectina y contenidos medios de calcio y vitamina C. Se utiliza en la elaboración de jugos, néctares, mermeladas, compotas, gelatinas y dulces. Del fruto también se aprovecha su semilla, que contiene porcentajes altos de proteína y grasa, para la preparación de cupulate, de propiedades similares al chocolate.

3. Mazorca de cacao. Los aztecas consideraban al cacao energizante y afrodisíaco. La pulpa fresca puede ser congelada y luego usada para dar sabor a helados y yogures.

4. Flor de Jamaica. Es famosa porque ayuda a botar toxinas del cuerpo. Tiene un sabor agrio, parecido al del arándano, añadiéndose a menudo azúcar para endulzarlo. El agua de flor de Jamaica es popular en Jamaica, México, Centroamérica y partes de Sudamérica y el Caribe. Es útil para combatir la debilidad muscular. También limpia el hígado y los riñones.

5. Acerola. Es una fruta que tiene un sabor ligeramente ácido y está cargada de vitamina C. Por este motivo la acerola es una buena herramienta para evitar resfríos.

6. Cayú o cajú. Es una fruta muy rica en hidratos de carbono, posee un 45% de grasa y un 20 % de proteínas. Aporta altos niveles de magnesio, calcio y potasio. Es una bomba vitamínica: lleva las vitaminas C, B1 y B2.

7. Guapurú. Es un árbol nativo de Brasil, pero se encuentra también en Paraguay y en el oriente boliviano. Además de ser una fruta baja en calorías, es fuente de vitamina C, cobre, hierro (por lo que es muy beneficiosa para los anémicos) y fósforo.

8. Motoyoé. La fruta es rica en vitamina C, por lo que es efectiva para cuadros de resfrío y fiebre. Es anticancerígena y protege de las consecuencias del tabaco.

9. Guabirá. Es una fruta tropical que contiene una gran riqueza en antioxidantes, superior al de cualquier cítrico.

10. Ocoró. Su contenido de vitaminas A, B y C es considerable. Es una fruta que ayuda a la digestión, tiene efectos antialérgicos y antinflamatorios.

11. Guapomó. El Guapomó es un árbol muy diseminado en la Chiquitanía del departamento de Santa Cruz. Dulce, con cierto sabor áspero.

12. Lúcuma. Es un árbol de la familia de las sapotáceas, originaria y nativa de los valles andinos del Perú que se cultiva por su fruto llamado lúcuma, empleado en gastronomía, sobre todo, en la preparación de dulces, postres y helados.

13. Pitón. Los frutos de las variedades dulces se pueden comer directamente al natural, pero las ácidas deben ser hervidas con azúcar.

14. Fruto ambaiba. Este fruto es apreciado localmente por ser sabroso y dulce. Se ingiere como fruta fresca y también se elaboran deliciosas mermeladas.

15. Acachairú. Esta fruta se mostró eficaz para combatir ciertos tipos de células cancerígenas en pruebas realizadas en laboratorio por científicos de la brasileña Universidad do Vale do Itajaí (Univali).

16. Motojobobo. Una fruta parecida a la uva, pero que crece en el suelo y es pariente del tomate. Actualmente es usada, aunque con poca frecuencia, para la fabricación de conservas y licores.

17. Totaí. El totaí tenía una alta cantidad de betacaroteno, que son los carotenoides capaces de producir vitamina A en el cuerpo humano. De la pulpa del totaí se extrae un aceite que, de manera tradicional, ha sido utilizado para las actividades domésticas, ya sea como combustible o para la alimentación.

18. Tarumá. Fruto ovalado con cáscara negra cuando maduro. De sabor dulzón algo picante y olor fuerte. La pulpa combina bien con la leche.

19. Marayaú. Esta fruta procede de una palmera que crece cerca de los cursos de agua de la zona tropical de Bolivia.

20. Motacú. Es una semilla oleaginosa y es buena para la bronquitis. El aceite es un fortificador del cabello e hidratante de la piel. También se la utiliza para contrarrestar resfríos y fiebre.

21. Pitanga. La fruta se come fresca, directamente entera o partida y rociada con algo de azúcar para morigerar su aroma a resina. Pueden prepararse conservas, jaleas, mermeladas o jugos con ella. Es rico en vitamina A, fósforo, calcio y hierro.

22. Quinoto. Es una fruta que se caracteriza por poseer grandes cantidades de Vitamina C. Previene y alivia los síntomas del resfrío. Además tiene propiedades antioxidantes.

23. Carambola. Esta fruta nos aporta vitamina C y provitamina A, sustancias con gran aporte antioxidante, fundamentales para evitar el envejecimiento prematuro de las células y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas e, incluso, el cáncer.