#Plato fuerte Chorizo (falso) de soya:

Seamos claros, esto es lo más cercano a chorizo que podrás tener si por cualquier razón no puedes/quieres comer carne. Puristas carnívoros, hasta ustedes disfrutarían esta receta.

Todo en esta vida tiene consecuencias. Ni modo, así es.

Esta receta usa soya texturizada: una especie de cereal/bolita seca de soya que lleva varias décadas perfeccionando su método. Es importante comentar que casi toda la soya es transgénica y es aún más importante saber que los transgénicos NO son ese demonio causa cáncer sin ton ni son que la gente que no lee quiere creer. Muchísimas cosas que comes día con día son transgénicas y eso es porque tuvieron que vivir una modificación genética para que pudieras siquiera acceder a ellos. ¿Alguna vez has visto los jitomates frescos orgánicos de la huerta que duran 5 minutos? ¿Crees que podrías consumirlos muchos días después de salidos del huerto si no se hubieran mejorado sus cáscaras, semillas y pulpas? Alimentar a tantos billones de personas necesita tecnología y muchos huevos.

Yo quería ser genetista cuando estudiaba medicina. Me encanta ese mundo de cosas que no ves y que prendes o apagas y ayudas a que el resultado sea mejor para todos. La tecnología de los alimentos hace más por los humanos que muchas otras disciplinas.

En resumen: no le temas a los transgénicos. Moléstate, sí cuando quieran llenar campos dedicados a un cultivo especial y endémico y que quieran llenarlo de cosas que no corresponden. Pero no seas falso cuando te moleste pagar más dinero por producto X orgánico. Sé congruente cuando seas feliz al pagar 40 pesos por un kilo de soya texturizada que sirve para dar de comer a 10–15 personas y no digas que Monsanto es un enviado por el mismo Satán. Lee, decide, sé feliz y sobre todo, no satanices lo que desconoces.

Ahora sí,

Empecemos


Este chorizo es ligeramente dulzón, sí te gustan los sabores más picantes en este tipo de producto (chorizo) elimina la canela y el clavo y aumenta el pimentón.

Yo tuve una Taquería hace un año y esta receta me recuerda mucho el chorizo que hacíamos en casa.

Ingredientes

Para preparar la soya:

  • 1 1/2 tazas soya texturizada
  • Agua caliente

Para la mezcla:

  • 1/2 cdita orégano seco
  • 1/2 cdita tomillo seco
  • 1/4 cdita mejorana seca
  • 1/4 cdita laurel seco
  • 1/2 cdita pimienta negra entera
  • 1/2 cdita pimentón molido
  • 1/4 cdita canela en polvo
  • 1/8 cdita clavo molido
  • 1/2 cdita ajo en polvo
  • 1 cda sal
  • 2–3 cdas aceite de oliva
  • 1/3 taza vinagre de manzana (80 ml)
  • 5 pzas chile guajillo sin semillas ni venas
  • 1 -2 pzas chile ancho sin semillas ni venas
  • Agua suficiente (puedes usar la de la cocción de los chiles)

Procedimiento

Más o menos así se ve el show. Casi todos los ingredientes son especias así que no temas.

Arranquemos con la soya:

Coloca la soya en un tazón y añádele agua hirviendo (la suficiente para cubrirla). Deja reposar por 10–15 minutos.

Mientras prepara lo demás.

Corta con tijeras los chiles, saca las semillas y las venas.

Fríelos ligeramente en una olla o sartén para quitarles ese saborcito a crudo que a veces tienen, también puedes obviar ese paso pero a mí me gusta hacerlo. En la misma olla o sartén donde los frías podrás suavizarlos con agua caliente.

Añade el agua a los chiles y deja hervir un par de minutos y luego deja reposar en lo que mides las especias (ojo, esta foto es de mi sopa de tortilla así que no hagas caso de ese trozo de cebolla o ajo, pero no tomé fotos de cómo hidratar los chiles en esta receta).

Yo medí todo y lo puse en un mortero y lo molí poquito porque luego mi licuadora no es tan eficiente.

A la licuadora añade los chiles, especias, vinagre de manzana, aceite y un chorrito de agua de cocción de los chiles. Licua y forma una pasta (ojo, no debe de ser muy líquida esta mezcla).

Aquí le añadí el aceite porque obviamente lo había olvidado 😂.

Para este momento ya debe de estar lista la soya. Vamos a prepararla.

Cuela la soya y enjuágala bajo el chorro de agua, hasta que el agua salga transparente. (No hay foto porque es imposible enjuagar con las manos, sujetar el colador y tomar foto).

Luego de eso exprime la soya, así como lo lees. Toma montoncitos de soya y exprímelos entre tus manos. Quítales casi toda el agua y ponlos en el tazón donde prepararás todo.

Añade la mezcla de chiles ¿ya viste qué espesa se ve?, por eso no le añadas mucha agua. Mezcla perfectamente y revisa qué le falta. A lo mejor es sal, a lo mejor es pimienta, no sé, tú decide, es tú mezcla de chorizo 😀.

Refrigera por lo menos 2 horas antes de usarla.

Después de 4 horas yo tomé un poco de chorizo, lo puse a freír ligeramente en una olla con 1 cda de aceite y le añadí papa previamente cocida en agua con sal; y preparé papas con chorizo.

Al día siguiente tomé chorizo de soya, lo doré también y lo hice con huevo revuelto.

Puedes hacer el doble de receta (multiplicando por dos toooodos los ingredientes) y lo puedes poner en bolsas Ziploc pequeñas y congelar para cuándo necesites.

Fin.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mariana Orozco’s story.