[Traducción] Olvídate de codear — Esta es la habilidad que más necesitas cuando partes tu carrera

Tus capacidades técnicas quizás no te den una ventaja cuando entres al mundo laboral, pero tus redes, puede que sí.

Solía pasar que la única manera de avanzar en una carrera era aprendiendo nuevas habilidades. Aprender a cómo hacer X, que te pagaran más por ello, y conseguir el cargo Y. Y así subías la escalera. Cada nueva capacidad que lograbas dominar te llevaba “al siguiente nivel”, dentro de la compañía donde trabajabas o fuera de ella. Hoy, muchas de esas escaleras se han caído y roto, y sólo quedan algunas de pie. Últimamente han habido esfuerzos por inculcar algunas recientes, con nuevas aptitudes — usualmente relacionadas a tecnología — como cyberseguridad o experiencia en programación, que son levantadas como los nuevos conocimientos claves para mantenerse de manera competitiva en el mercado del trabajo.

El consejo [más común para desarrollar habilidades técnicas] todavía se refleja en un pensamiento que recomienda “subir escalones” en un mundo que parece más una reja [que una escalera].

Pero esto no está completamente errado. Algunas habilidades realmente son más demandas que otras, por lo que hace sentido aconsejar a los estudiantes de educación superior y a los recién egresados que se peinen en ciertos temas para que tengan una ventaja comparativa. Pero este tipo de consejos refleja más un pensamiento que recomienda “subir escalones” en un mundo que parece mucho más una reja, donde el talento y perfiles profesionales completos, son mucho más flexibles y fluidos.

Para poder avanzar — hacia adelante, de lado a lado y hacia atrás, si es que lo necesitas, mientras escalas — el atributo que más necesitas es adaptibilidad, no cualquier expertise tecnológica. Y no hay manera de adaptarse si no tienes una gran red que puedes activar desde el comienzo.

Tus contactos son una destreza profesional

El desempleo y la desocupación todavía golpean a los millennials muy duro hoy en día. Para muchos, eso significa que ahora tienes que buscar maneras de avanzar en tu carrera fuera de la jerarquía corporativa tradicional. Pero eso puede a veces convertirse en una oportunidad. Con menos trabajos tipo “escalera” dentro de las grandes compañías, jóvenes trabajadores ya no tienen que esperar a que el que está en el cargo de arriba se jubile o se vaya para poder avanzar en su carrera.

La economía del pituto (trabajo temporal) también es un factor importante. Más empleados están dejando los modelos tradicionales de 9 a.m. a 5 p.m. (por opción o circunstancia) por trabajos que son proyectos. Y como el freelanceo se vuelve más común, especialmente entre millennials dependientes del efectivo, tu capacidad de obtener nuevas alternativas de trabajo es al menos igual de importante que tu habilidad de poder ejecutarlos.

En otras palabras, tus habilidades importan, pero sólo te llevarán hasta cierto punto. En la fuerza laboral moderna, el conocimiento y la experiencia captada a través de tus redes — cuando el la expertise colectiva del grupo supera la de la suma de sus partes — se están haciendo tan importantes como las características individuales. Si llevas menos de 10 años en tu carrera, probablemente es tiempo de empezar a construir tu red de contactos de la misma forma en que a la generación anterior a ti le dijeron que desarrollara sus habilidades.

Enfócate en lo que realmente puedes controlar

La capacidad de entender, interpretar, y tomar decisiones informadas basadas en lo que sabes llega con el tiempo y la experiencia. Así que claro, te manejas con un lenguaje de código por ti sola, pero eso no necesariamente te ayudará a tomar una decisión estratégica sobre un sitio de e-commerce. Internet no te puede ayudar en ésta, pero sí tus redes.

El hecho es que la gente en las etapas tempranas de sus carreras generalmente tienen poco control de cómo desarrollar sus habilidades; sus proyectos, y las habilidades y experiencia que obtienen de ellos, son dictadas por sus empleadores. Encontrar formas (y tiempo) para profundizar en su set aptitudes no es siempre fácil. Pero una cosa que sí puedes hacer es trabajar en construir tu red de contactos de manera independiente y efectiva.

De hecho, quizás no haya una actividad más importante al comienzo de tu carrera que ésta. No importa si trabajas en la industria de servicios, en administración, en la academia, en organizaciones sin fines de lucro o en finanzas, tus contactos pueden ampliar tu acceso al conocimiento. Si conoces a la gente indicada, puedes activar sus habilidades en vez de tener que aprenderlas. Esto te ayuda a conseguir mejores soluciones de manera rápida— lo que después se convierte en tu ventaja comparativa.

La gente en las etapas tempranas de sus carreras generalmente tiene poco control de cómo desarrollar sus habilidades.

Mostrarle a un potencial cliente o empleador cuán buenas son tus habilidades — apoyadas en tu red y enfocadas en solucionar problemas — te hace más valorado, y probablemente encontrarás más oportunidades más rápido que alguien sudando hasta morir en un bootcamp de código.

¿Cómo construyes una red fuera de tus dominios, cuando tu poco tiempo en el mundo laboral te limita el espectro de gente con la que te has vinculado? Aquí, algunos tips.

Mantén cerca a los ex-alumnos

Tu ya conoces ésta, pero no hace mal repetir. Cuando eres nuevo en la fuerza laboral no has tenido muchas oportunidades de construir tu red de contactos profesionales. Entonces es crucial explotar tus recursos universitarios y LinkedIn para conectarte con ex-compañeros.

Pero hay un par de detalles para tener en cuenta. Primero, enfócate en contactar a graduados que sólo estuvieron un par de años más arriba que tú. Sus contactos — gente a la que te pueden presentar — estarán todavía frescos. Además, sus experiencias y aprendizajes no estarán desactualizados. Y segundo, empieza a hacer networking con ex-alumnos antes de convertirte en ex-alumno. Mantén contacto con amigos que se hayan graduado antes que tú. Usa esa base para encontrar prácticas, para no empezar de la nada cuando tengas que buscar un trabajo tiempo completo.

Una vez que hayas cubierto tu área profesional, amplíala a otros campos que te interesen. Los ex-alumnos son un gran punto de partida porque ya tienes una base común en la cual construir, así que es más probable que esos contactos se conviertan en conexiones para tu red.

Replantéate Twitter

Twitter no es sólo otra red social, es una herramienta de networking y educación muy poderosa. Empieza a armar algunas listas de profesionales en tu rubro, en el áreas que te intriguen. Ve qué tuitean y con quién se relacionan. Es posible que te ayuden a descubrir más prospectos.

Deja que los hashtags te guíen, que te envíen a agujeros de conejo de temas que te interesan pero de los que no sabes mucho todavía. Únete a chats de Twitter. Relaciónate con otros y comparte tu visión. Muchos intercambios que comienzan en redes sociales evolucionan en una completa red de contactos (y mientras estás en esto, ocupa el mismo acercamiento en Facebook).

Mapea todo

Si hacer networking es una habilidad profesional que puedes desarrollar como cualquier otra, es bueno que te propongas un poco de estructura. Mientras acumulas conexiones, se volverá cada vez más difícil recordar dónde conociste a quién y quién tiene qué background y destrezas. Así que considera usar una herramienta de gestión de contactos para incluir tags a tu red, de manera de buscarlos fácilmente y encontrarlos según su ubicación, habilidad, etc.

Encuentra a una persona por cada cosa que te apasione

Las buenas redes no suceden por accidente. Son conscientemente armadas en el tiempo. Piensa en las áreas que están dentro y fuera de tu rubro, y busca individuos con experiencia en ese campo que puedas integrar a tus contactos. Esto es usualmente donde puedes encontrar grandes ideas que puedes llevar a tu trabajo. Y si te encuentras siendo llevado en una dirección u otra, deja que esa sea la guía para encontrar una nueva conexión que te pueda contar más del tema.

Nunca pares de dar

La clave de una gran red es la generosidad. Tienes que estar dispuesto a dar gratuitamente tu propia experiencia. Esto quizás sea difícil al comienzo de tu carrera, cuando tu experiencia es limitada. Pero sólo dar lo que tengas (tiempo, insights, incluso un par de “Compartir” en redes sociales) puede ayudar a mostrarle tu red que estarás ahí para ellos cuando necesiten.

Más que cualquier habilidad técnica, una de las mejores maneras de avanzar en tu carrera desde el comienzo es hacer networking como parte de tu día a día — incluso antes de que empieces a trabajar.


Este post es la traducción libre del artículo “Forget Coding — Here’s the skill you need most when you start your career” publicado originalmente en inglés en Fast Company Leadership el 07.02.2017, por Lars Schmidt.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.