Daughters of Destiny: Un documental sobre la vida de los “dalit” en la escuela Shanti Bhavan

Netflix estrenó ayer su documental Daughters of Destiny, en el que se habla de la escuela Shanti Bhavan, un lugar donde se enseña exclusivamente a niños dalit. Los dalit o “intocables” son todos aquellos que nacieron sin casta, por lo tanto se encuentran en una situación vulnerable en la que son constantemente discriminados y no pueden acceder a condiciones de vida dignas ya se que se encuentran oprimidos por las castas superiores.

Daughters of Destiny es una mirada a la vida de estos niños y los problemas a los que se enfrentan en su entorno. La escuela los admite cuando tienen 4 años y se gradúan hasta los 18 cuando cada uno parte a la universidad. Aún así la escuela los sigue apoyando y guiando, ya que su meta es que cada uno ayude a su familia y a su comunidad para mejorar la calidad de vida.

“Creo que millones de personas que tienen la capacidad de hacer algo no lo hacen porque no tuvieron la oportunidad o no fueron expuestos a la educación o algo que pudiera sacar su talento a la luz. Quizá mi mamá es buena bailarina, ¿quién sabe? Nunca tuvo la oportunidad.” Preetha

El documental aborda también la presión que sufren estos niños y jóvenes, ya que se espera mucho de ellos. Tanto que sean exitosos profesionalmente, así como que tengan el dinero suficiente para sostener a todos los miembros de su familia. Desde pequeños se tienen que acostumbrar a dos realidades. Por un lado lo que viven en su casa y donde aprenden los valores tradicionales de la India y, por otro, lo que viven en su escuela, donde se les educa de una manera progresista, tomando en cuenta cuestiones como la igualdad de género y la opresión de castas.

A lo largo de los 4 episodios conocemos más de la vida de las cinco jóvenes en las que se centra el documental. Hablan directamente a la cámara para contar su experiencia dentro y fuera de la institución. Todas son mujeres, ya que su género dificulta aún más sus posibilidades de ser educadas y tomar decisiones. Si no las hubieran aceptado en la escuela, se hubieran casado a una temprana edad. El documental también aborda el resentimiento familiar, ya que la escuela solo se admite a un niño por familia, lo que muestra un contraste entre la vida de los que fueron a la escuela y los que se quedaron en casa.

“En la universidad no esperaba encontrar ningún tipo de discriminación porque se supone que son educados y cultos. Un chico dijo: ‘No es muy útil educar gente pobre porque la gente pobre tiene ideas pobres’. Me ofendí mucho. Dije: ‘Vengo de una familia pobre, pero recibí una educación y no tengo ideas pobres.” Karthika

Shanti Bhavan es una respuesta necesaria en una sociedad que discrimina a las personas por su casta, color de piel y género. A algunos nos parece evidente que al nacer humanos todos somos capaces de aprender y transformarnos según nuestra educación y contexto, pero hay muchos lugares donde los prejuicios encasillan y determinan el destino de alguien al momento de nacer.