La música afecta el comportamiento de tu perro ¡Aprovéchala!

Por: Maria Paula Obando, Co-founder DogCrowd

¿Sabías que diferentes tipos de música hacen que tu perro se comporte distinto? varios estudios enfocados en comportamiento animal han demostrado que la música afecta en cómo los animales responden a su entorno y esto aplica especialmente para nuestros mejores amigos, los perros.

Imagen: Getty Images

En un estudio realizado por la Asociación Escocesa de la Prevención a la Crueldad contra los Animales (SSPCA) y la Universidad de Glasgow en el Reino Unido, llegaron a la conclusión que la música puede ser un gran aliado a la hora de disminuir el nivel de estrés (que lleva a los comportamientos ansiosos y destructivos) en los perros.

¿Qué conclusiones obtuvieron?

Imagen: Getty Images

Para el estudio hicieron que perros de un refugio escucharan diferentes tipos de música por varias horas, la conclusiones a las que llegaron demuestran que las vibraciones musicales afectan el estado emocional de los perros:

  • Cuando escuchaban heavy metal, se ponían más nerviosos y empezaban a ladrar.
  • Con música “comercial” como pop si bien no alcanzaban los niveles de ansiedad a los que llegaron con heavy metal, tampoco se relajaron. Gran cantidad de ellos ladraban, jugaban bruscamente o mordían cosas.
  • En cambio, mientras escuchaban música clásica o reggae ¡el nivel de ladridos se redujo, los perros se acostaban y se relajaban! (Disminuían su nivel de estrés y ansiedad).

¿En qué momentos poner música a los perros?

Este descubrimiento puede ser de gran utilidad para tratar perros ansiosos , por ejemplo aquellos que sufren de ansiedad por separación o que pasan varias horas solos, también es una buen estrategia para utilizar en ciertas circunstancias como en algunas festividades en las que hay pólvora o mucha gente entrando y saliendo de casa.

Imagen: Getty Images

Así que no dudes en poner en práctica este truco Bach, Bethoven, Mozart, Vivaldi y demás clásicos harán que tu perro se relaje y que se sienta muy bien ¡No lo olvides!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.