Los perros aprenden de otros perros y nosotros podemos aprovechar esto

Por: Maria Paula Obando, Co-founder DogCrowd

Para nadie es un secreto que los perros son animales sociales de manada que disfrutan la compañía de otros miembros de su misma especie, ellos desde el nacimiento aprenden los comportamientos básicos de su madre y hermanos pero ¿cómo podemos aprovechar este aprendizaje natural en perros adultos para mejorar la convivencia en nuestro hogar?

Imagen: Getty Images

Esta misma pregunta se la hizo Stanley Coren, un reconocido psicólogo estadounidense y amante de los perros, lo que lo llevó a estudiar diferentes casos y a sacar conclusiones interesantes, pero sobretodo muy útiles para todos los que tenemos perros en casa.

Una de las formas en que los perros aprenden es por imitación, por eso cuando llevamos un nuevo perro a casa podemos aprovechar esta conducta natural. Generalmente cuando un nuevo perro llega al hogar se siente desubicado y ansioso, muchas personas cometen el error de separar al nuevo perro del que ya vive en la casa, aunque si hay que estar muy pendiente y establecer algunos límites, es importante que los perros estén juntos el mayor tiempo posible para que el perro antiguo le enseñe los comportamientos básicos al nuevo miembro de la familia.

Imagen: Getty Images

Algunas técnicas

  • Según Coren la mejor estrategia es premiar al perro antiguo cada vez que haga algo bien, esto inmediatamente le mostrará al perro nuevo qué tipo de comportamientos son los que las personas desean de él.
  • El Juego es muy importante, además de diversión el juego es una gran herramienta de aprendizaje, no te alarmes si tu perro gruñe o regaña al nuevo perro, esto solo le está enseñando límites.
  • Es ideal para que el nuevo perro aprenda horarios, enseñarle a ir al baño en el lugar adecuado suele ser de las cosas que más se le complican a los dueños. Saca a los dos perros juntos y cuando el antiguo haga sus necesidades ¡prémialo! y espera hasta que el nuevo también lo haga y, claro está, prémialo a él también.

Muchos estudios sobre comportamiento canino apoyan esta teoría de la que podemos sacar gran provecho.

Imagen: Getty Images

Esta estrategia funciona para la mayoría de los comportamientos básicos, aunque también hace que el perro nuevo adquiera “mañas” del perro antiguo, por lo que se debe corregir inmediatamente este comportamiento.

Una de las grandes conclusiones de Coren es que tener dos perros, uno más antiguo que el otro, a larga es más sencillo que tener a un solo perro, pues la convivencia entre ellos nos dará una mano a la hora de educar al nuevo miembro de la familia.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.