¿Tienes un perro escapista? así puedes solucionarlo

Por: Maria Paula Obando, Co-founder DogCrowd

Algunos perros, aun cuando aman a su familia y se sienten felices en su hogar, tienden a huir apenas ven la oportunidad. Es muy común escuchar personas en el parque diciendo que no sueltan a sus perros por miedo a que estos salgan corriendo y se pierdan, si tú eres uno de ellos esta información te será de gran ayuda.

Imagen: Getty Images

Por lo general los perros se escapan por necesidades instintivas, la necesidad de reproducción, el instinto de cacería y el deseo de explorar el entorno suelen ser las razones más comunes. No hay nada más rico que poder salir con tu perro y estar tranquilo de que él no se va a alejar, por eso el primer punto importante es entender los motivos por los que se escapa y luego aplicar estrategias que le ayuden a mejorar este comportamiento.

¿Por qué los perros se escapan?

Imagen: Getty Images
  1. Instinto reproductivo: No solo los perros machos huyen buscando perritas para reproducirse, de hecho es muy común que ellas también lo hagan. Cuando las perras están en celo las hormonas envían señales al cerebro diciendo que es absolutamente imprescindible que se reproduzcan, por eso huyen de sus casas para buscar perros con quienes aparearse. Por otro lado los machos alcanzan a detectar las feromonas que sueltan las perras en celo en un radio de 4 km, este instinto es tan fuerte que hace que salten barreras y excaven hoyos con tal de conseguir su objetivo, la reproducción. En este caso lo único que hace que este problema mejore es la esterilización, tanto en hembras como en machos.
  2. Instinto de cacería: este instinto es más fuerte en algunas razas que en otras, pero es casi imposible para cualquier perro resistirse a la tentación de ver un pequeño animal corriendo, por ejemplo un ratón. Esta es otra de las razones comunes que hace que los perros se pierdan de casa; para enfocar y canalizar este instinto natural acostumbra a tu mejor amigo a jugar mucho con una pelota o con su juguete favorito, esta es una excelente forma de hacer que tu perro libere energía mientras calma su instinto de caza. Un correcto entrenamiento también es de gran ayuda en estos casos.
  3. Huir por pánico: Si tu perro es nervioso es muy posible que se escape durante una situación tensionante, por ejemplo, si le teme a los truenos debes tener mucho cuidado con él durante una fuerte tormenta. En estos casos lo mejor que puedes hacer para ayudar a tu perro es inscribirlo en una terapia de modificación de conducta, el objetivo de esto es hacer que él pierda el miedo a aquello que tanto lo asusta.
  4. Necesidad de explorar el entorno: es normal que los cachorros tengan esta necesidad, por eso con ellos debamos ser más cuidadosos, pero si tu perro adulto sale corriendo de casa por el simple deseo de explorar, la triste realidad es que, seguramente, tu perro lleva una vida aburrida. Llévalo a sitios nuevos y haz que juegue contigo, así vivirá nuevas aventuras en las que tú serás el centro de atracción.
Imagen: Getty Images

La educación es la clave para prevenir cualquier pérdida, desde el momento en que tu perro llega a casa lo mejor que puedes hacer por él y por la convivencia de tu hogar, es entrenarlo adecuadamente. Un perro educado, además de saber comportarse, es un perro que siempre tiene retos mentales, al estar aprendiendo diferentes cosas es muy poco probable que se aburra y que salga corriendo a buscar cosas más interesantes.