¿Tu perro tiene una vida aburrida?

Por: Maria Paula Obando, Co-founder DogCrowd

Las actividades cotidianas no permiten que pasemos tanto tiempo con nuestros perros como quisiéramos, el trabajo y las obligaciones hacen que muchas veces nos toque dejar a nuestros mejores amigos en casa pero ¿te has puesto a pensar si tu perro vive aburrido?

Imagen: Getty Images

Hay algunas señales clásicas que nos indican que nuestros perros están teniendo una vida excesivamente monótona, si detectas algunas de estas en tu amigo lo mejor es hacer un plan para mejorar su calidad de vida, lo más interesante de esto es que como consecuencia, también mejorará la tuya.

Señales que te dicen que tu perro está realmente aburrido

Imagen: Getty Images
  1. Ladra por todo: el ladrido excesivo suele darse cuando el perro sencillamente no sabe qué hacer, está tan desmotivado que ladra para distraerse. Muchas personas sueles odiar este comportamiento sin darse cuenta que la causa es: físico aburrimiento. Saca a tu perro a pasear al menos dos veces por día, pero no lo hagas siempre siguiendo el mismo recorrido, ve a lugares nuevos con él y permítele socializar con otros perros, esto de paso te hará hacer más ejercicio, mientras conoces personas nuevas ¡ganancia por los dos lados!
  2. Travesuras: ¿tu perro saca la basura? ¿hace pipí por todas partes? ¿esconde las cosas? tu perro está muy aburrido, las travesuras son una forma de distracción pero también son un medio para llamar tu atención. Los perros entienden que al tener estos comportamiento captarán tu atención, claro está que no de la mejor manera. Si debes salir de casa has que corra en el parque unos minutos antes, déjale juguetes que reten su intelecto y asegúrate de, por lo menos una vez a la semana, llevarlo a experimentar cosas nuevas.
  3. Comportamiento destructivo: este suele ser uno de los problemas más grandes para las personas, cuando los perros están muy aburridos pues llevan una vida monótona su forma de canalizar toda la energía es mordiendo cosas, esto se puede convertir en un gran conflicto. Muchos casos de abandono se dan porque las personas no soportan a un perro destructivo, sin darse cuenta que la solución es relativamente sencilla. Hoy en día hay muchos servicios que pueden ser útiles en estos casos, guarderías caninas, entrenadores y paseadores pueden ayudar a canalizar de una forma positiva la energía de tu amigo.
  4. Escapar de casa: una situación que puede llegar a ser muy peligrosa, tu perro se puede perder definitivamente o sufrir un accidente, cuando los perros salen corriendo apenas alguien abre la puerta significa que desean vivir experiencias diferentes a la de estar en casa todo el día. Un perro equilibrado no tiene esta necesidad, si bien disfruta mucho salir a pasear también disfruta estar en casa con la familia.
  5. Saludos excesivos: si cualquier persona llega a casa y tu perro se vuelve loco, salta, ladra y lo lame de forma exagerada, así sea un extraño, tu perro realmente está muy aburrido. Este comportamiento, además de ser un claro signo de aburrimiento, es muy incomodo para las personas. De nada sirve regañar e ignorar al perro si no eliminas el problema de raíz, generalmente esto disminuye con una buena sesión de ejercicio.

Haz que tu perro viva feliz sin afectar tu estilo de vida

Todos amamos a nuestros perros pero es claro que tenemos muchas otras cosas en la vida que demandan nuestra atención, por eso pon algunos de estos consejos en práctica para mejorar la convivencia en tu hogar.

Imagen: Getty Images
  • Pasea a tu perro al menos 2 veces al día
  • Tu perro es inteligente, rétalo escondiéndole premios y haciendo que los encuentre
  • Cuando lo dejes solo, ponle música clásica. Este tipo de música lo ayudará a relajarse.
  • Entrena a tu perro, aprender cosas nuevas lo mantendrá motivado además que fortalecerá el lazo entre los dos.
  • Los juguetes rellenos de comida lo mantendrá distraído por horas
  • Dedícale al menos un día a la semana para vivir aventuras, salgan de viaje, llévalo al campo, déjalo experimentar olores y sabores nuevos.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.