The show must go on
Sonia Navarro Matinez
143

¡Hola Sonia! No he visto el monólogo que has mencionado, pero me ha parecido muy divertido y perspicaz el hecho de darle la vuelta a tantas letras machistas que existen en el mundo de la música para poder darle un mensaje feminista. Me parece que tiene muchísimo mérito, y de esa manera también irónica, concienciar de que la música que escuchamos tiene en ocasiones letras que pueden sonar realmente ridículas e incluso denigrativas.

Me ha gustado mucho tu post,

Marina:)