La tierra del olvido…

Si tu corazón es un volcán, ¿Cómo esperas que florezcan las rosas en tus manos? Yibran. ***

Cuán cierto es para mí, soy volcán disfrazado de ser humano, gitana, hechizera, esclava y princesa de otras vidas, fuego calmado por las vicisitudes de la vida.

Escribo ésta madrugada desde la tierra del olvido, como alguna vez bautice mi corazón, únicamente olvidando volvería a latir.

Me siento transportada en mis pensamientos pero atrapada en la profundidad de mis emociones.

Oigo mi propio suspiro, breve y fugaz como una estrella zurcando el cielo , tengo las manos frías pero ansiosas de escribir, reencontrarme conmigo por medio de mi teclado es placentero, los libros que me rodean, pocos.. y escogidos con esmero, luego de mucha lectura fútil de un pasado cercano, exploro en mi alma los secretos mejor guardados incluso para mí misma, tan abiertos al universo, versada en escribir para comprenderme, me siento desnuda ante el mundo.

¿Cómo es posible tal situación? continúo siendo un completo misterio, me descubrí en diferentes escenarios ¿Me reprocharé alguna vez, me felicitaré o aún debo conocerme más?

Mi corazón, eres la tierra del olvido,dime: ¿Hay espacio para nuevas historias?

Está tranquilo, reposando en un sueño maravilloso en la tierra del nunca jamás.

Más el eco insistente de mis pensamientos lo despierta.

  • Me responde, calmo y sereno -
  • Me pide que continúe soñando, imaginando, intentando, deseoso de abandonar la tierra del olvido,me solicita escriba nuevas líneas, me clama por la libertad extraviada, precio del sosiego, sollozante susurra que lo libere de ese paraje remoto, oscuro y cómodo en el que está oculto, arriesgate una vez más a vivir, implora con humildad.

Continúo mi viaje imaginario, consuelo de madrugadas y alivio de días agitados, con relatos reales e imaginarios, producto de está gentil y febril mente, acostumbrada a viajar por los confines del universo, será tuya la tarea querido lector, de descubrir lo real de lo irreal..

¿Por qué he de ser yo la que oculte lo que de mi alma brota con tanta naturalidad?

Amemos más, enterremos los dolores en tierras del olvido, y renazcamos una y otra vez, que de eso se trata vivir.

Like what you read? Give Marina Pedersen. a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.