Enseñanza sobre primer lugar

Nuestro Buen Maestro nos enseñó a preocuparnos por no obtener el primer lugar y ser servidor de todos

La vanidad, o quizá un falso sentido de autoestima, nos lleva siempre a querer ocupar los primeros lugares.

Jesús nos dio la gran lección de humildad al inclinarse en el lavatorio de los pies.

Nuestro Buen Maestro Jesús, con esta parábola nos enseña la Humildad con la cual encontraremos el verdadero lugar que nos corresponde en la realidad.

Al coincidir la fecha con la fiesta del gran Doctor de la Iglesia, San Agustín, recordemos su sentencia:
“Si quieres ser grande, empieza por ser pequeño”.

«EL QUE SE HUMILLA SERA ENALTECIDO,

EL QUE SE ENALTECE SERA HUMILLADO»

Rafael Gallardo García, osa

Obispo Emérito de Tampico

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.