ASUNTO: DENUNCIA DE CORRUPCIÓN CBTIS No. 86
A quien corresponda
Medios de comunicación.

Por medio del presente nos dirigimos a Usted con el fin de solicitar su apoyo para difundir la situación que estamos viviendo tanto trabajadores como alumnos por la corrupción desatada con la reforma educativa en el subsistema DGETI, la cual tenía como su mejor intención el elevar la calidad el sistema educativo y la enseñanza; pero que dejo sesgos administrativos que permitieron a personal directivo corrupto hacer toda clase de malos manejos en detrimento del futuro de los jóvenes alumnos y del personal que laboramos en las instituciones del país.
 Uno de los puntos a atacar en la reforma era la venta de plazas por parte del sindicato y la inserción de los hijos de trabajadores por herencia. Si bien el INEE hace su trabajo con la selección de los aspirantes que cubran las características para ocupar plazas docentes en todos los subsistemas de entre cientos de aspirantes; pero siendo positivo estas solo representan un 20%; las que se liberan por jubilación, es decir el 80% de las plazas restantes son vendidas por algunos de los directores, el precio es de $10,000.00 por cada hora; es decir si la clave es de 20 horas se pide de $ 200,000.00 a $ 250,000.00, si es una de 40 horas se puede pedir hasta $500,000.00; pocos se han atrevido a denunciar por miedo a las represalias, incluso contra los familiares.
 El director del CBTis No. 86 es el principal “vendedor” de plazas de la región, solamente por los trabajadores de nuevo ingreso del CBTis No. 86 ha recibido aproximadamente $ 5,000,000.00 en los años que lleva en el puesto, sin contar los otros subsistemas en los que vende plazas como es el ISSSTE junto con su esposa, y de secundarias. Presumiblemente ha recibido más de $ 20,000,000.00 por dicha venta de plazas. Para que la base trabajadora no protestara por los nuevos ingresos, este personal casi en su totalidad fue aviador de 7 a 9 meses, en los que a pesar de estar adscritos en el plantel o en otros planteles y en ocasiones cobrando sin presentarse a trabajar durante estos meses. 
No importa si eres adicto, si eres pederasta, corrupto, prostituta, si eres vulgar, solo llevar su dinero y puedes hacer lo que desees en esta institución educativa. Surge la pregunta ¿Por qué si se está evaluando al personal que ya está en funciones, por qué no se hace examen al personal que paga por su plaza? ¿No es la intención mejorar la calidad educativa?
 La venta de plazas no solo se está realizando en las plazas de nuevo ingreso, sino en el escalafón, igualmente se pide la misma cantidad para promocionar al personal, el gobierno federal prometió que si aceptábamos la reforma educativa, nos actualizábamos y aprobábamos la evaluación docente, resultando excelente se ganarían promociones, lo cual fue mentira. Dentro del plantel el Ing. Leopoldo Ortiz Torres llama al personal ofreciéndole un crecimiento en el escalafón, pidiendo una cantidad económica, asegurando que el Director Nacional de DEGETI, fue el que dio la orden de cobrar dichas plazas, diciendo que él no iba a recibir ni un peso. Situación cuestionable ya que de ser así la venta de plazas se daría en todos los planteleds el país.
 A pesar de que el año pasado se realizó el concurso para direcciones y hubo idóneos designados por el INEE, aún no se ha realizado el cambio, y abiertamente el Ing. Leopoldo Ortiz Torres estuvo ofertando las direcciones de los planteles en el estado de Puebla $ 1,000,000.000 para los planteles pequeños y hasta $ 1,500,000.00 lo planteles más grandes (con más alumnos) claro igualmente a nombre del director nacional de DGETI. Se dice que la coordinación estatal no ha realizado el cambio para que el Ing. Leopoldo Ortiz Torres termine de cobrar el dinero de la venta de plazas.
 En el CBTis No. 86 el personal que “pago” su plaza no es molestado de ningún modo, muchos no asisten a trabajar o pocas veces cubren sus horarios, solo checan entrada y salida o incluso el personal de recursos humanos se encarga de checar su asistencia al plantel. Por ejemplo una profesora de matemáticas que pago su plaza de 40 horas (nuevo ingreso) para el primer año ya había faltado más de 4 meses estando frente a grupo, además de que inicialmente cubría 40 horas en el CBTis y 40 horas en el Tecnológico. Cabe destacar que también ha ingresado personal responsable y capacitado que a pesar de haber pagado su plaza son buenos profesores o trabajadores, pero son los menos.
Otro de los vicios es que se les permite la venta de calificaciones, algunos pocos profesores (afortunadamente) e incluso a personal de la oficina de “no reprobación”, cuya función es contactar a los padres de familia de los alumnos con problemas; lo anterior es expresado por una gran cantidad de alumnos a través del personal docente, el costo de la calificación varía desde $300.00 hasta $700.00. A pesar de los diversos reportes que se han realizado sobre esta situación, algunos directores como el de CBTis No. 86 lo permiten o incluso lo fomentan; porque así “demuestran” ante sus jefes que tienen muy buenos indicadores, aunque estos sean completamente falsos, ademas de ganarse un dineto extra. Dichas quejas se pueden ver reflejadas en las actas de academias de los planteles. La pregunta es ¿en qué universidad pueden los alumnos ser exitosos, si compraron sus calificaciones en el bachillerato? ¿En cuál universidad pueden aprobar el examen de admisión, si no saben nada? 
Se sabe de alumnos que hasta el momento han pagado más de 20 materias reprobadas. El personal docente por más intención que tenga de lograr el aprendizaje, no es posible bajo estas condiciones. Pregunta a los alumnos del CBTIS 86 porque algunos reciben los motes de “San Gabo” y de “San Ramiro”. 
Incluso se ha dado a situación que recientemente un profesor pretendió poner calificaciones aprobatorias a cambio de que los jóvenes acusaran falsamente a un trabajador, afortunadamente se negaron a hacerlo. Pero aun así se premió al profesor promocionándolo como jefe de departamento.
Otra situación que se ha permitido es que algunos trabajadores administrativos que tienen contacto con los alumnos, el tener “novias” entre las alumnas (incluido su propio yerno), siendo que son menores de edad y por esto representa el delito de estupro. En los concursos de actividades culturales, algunos de los trabajadores administrativos se llevan a las alumnas a beber licor fuera del hotel donde se hopedan, a escondidas de las profesoras encargadas, ademas de llevarlas a algunos de los moteles de esta ciudad de Huauchiango. Se omite el nombre de las alumnas por que no seria justo ensuciar su reputacion ya que no son cumpables.
El director del plantel Ing. Leopoldo Ortiz Torres, siendo delegado sindical le otorgo una plaza administrativa a su hermana y siendo director en función le dio una plaza a su yerno, otra plaza a su hija mayor en este plantel de Huauchinango, otra para su hija menor la cual no cubre, y otra para su otra pareja sentimental que por cierto fue empleada de uno de sus bares igualmete en el CBTis No. 86. Esto también constituye una violación a las leyes.
 Otra manera de ganar dinero fue la venta de uniformes que le redituó al director y al coordinador $ 400.00 por la venta de cada uniforme. La ganancia en los 5 años del actual director fue de más de $ 1,200,000.00, solo en Huauchinango.
 Se dice que el Ing. Leopoldo Ortiz Torres tiene varias denuncias en la PGR por delitos diversos, sería interesante corroborarlo ya que un director no puede tener procesos penales, debe tener una conducta intachable. Además se sabe de buena fuente que ya es dueño de 3 de los “educativos” bares de la región, en los que fungen como dueños algunos trabajadores de la escuela y en los que cumplen su horario en lugar de asistir al plantel. Se dice que una e las denuncias fue por el cobro de una plaza y no cumplio con la colocacion de la persona en el empleo prometido, y otros por delitos relacionados con bandas de delincuentes a los que contrata frecuentemente. Incluso ha sido sacado esposado del plantel por personal de la PGR.
 No es el conocimiento público pero el Ing. Leopoldo Ortiz Torres no aprobó los exámenes para director ni para coordinador o supervisor en los que participo en los concursos del INEE. El esperaba que con una fuerte cantidad se ignorara a los profesionistas que si aprobaron el examen para continuar con sus deshonestas actividades.
 A pesar de cumplir con la rendición de cuentas, estas cuentas no fueron claras, ya que su personal más cercano comenta que, la ganancia por el manejo de las cuotas “voluntarias” de los padres fue de más de $ 5,000,000.00, millones en los 5 años, ya que no todo el dinero ingresó a la cuenta de DGETI como es la normativa, sino deposito una parte a su cuenta personal. Cabe destacar que también a las prestadoras del servicio de cooperativa, se les ha solicitado una cantidad de $ 100,000.00 semestrales para permitirles trabajar en el CBTis, además de la renta mensual que pagan a la coordinación estatal. Y por cierto la actual due;a de la cooperativa compro dos plazas para sus hijos.
 El Ing. Leopoldo Ortiz Torres, se ha hecho rico con dinero del plantel y ha adquirido diversos negocios, entre los que destacan uno de productos de farmacia y suministros médicos de varios millones de pesos en la cd. de México y con sucursales en otra ciudades, 3 permisos de bar, ranchos y diverss propiedades. Para colmo pretende candidatearse como presidente municipal y ceder su candidatura o votos a quienes lo invitaron ¿a que hermanos creen?
Desafortunadamente el CBTis de Huauchinango es el más codiciado, porque tanto trabajadores como padres de familia son muy “dejados”, ya que nadie protesta pese a las arbitrariedades, según lo que se comenta en Puebla. Cuando sus amigos cercanos le preguntaron si no le daba miedo los padres de familia, respondió, “son tan pendejos, que me los chingo y hasta me aplauden, pues los sigo chingando”…….(disculpen pero la cita es textual).

PERSONAL DOCENTE DEL CBTIS No. 86

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.