Entrevista a Fran Fermoso

Hoy, a día 10 de diciembre entrevisto a Fran Fermoso, periodista de Canal + que ameniza las largas noches de los aficionados al baloncesto americano desde su estudio en Tres Cantos, Madrid, donde dormir es de cobardes. Narrador también de la mejor liga de baloncesto europeo, la Euroliga, donde encandila con su voz a propios y extraños. De igual importancia es su trabajo como entrenador de las categorías inferiores en el Club Baloncesto Getafe al que dedica toda su devoción y le sirve para desconectar de su insana vida nocturna. Les presento a Fran Fermoso.

Fran Fermoso

Pregunta: Hola Fran, creo que la grabadora ya está a punto pero no estoy muy seguro, no es mía.

Respuesta: ¡Perfecto! Si tienes algún problema después de todas formas llámame y vemos cómo lo podemos solucionar. Si quieres nos vamos a otro lado… (estamos en la grada a pie de pista donde está entrenando el equipo de categoría nacional de Getafe, con los ruidos propios de un entrenamiento de baloncesto, pero yo le digo que no, que no importa. Estamos en nuestro elemento)

P: Te lo agradezco mucho, si quieres empezamos ya.

R: Por supuesto adelante.

P: Como entrenador de chavales jóvenes en los que la labor de formación, no sólo baloncestísticamente hablando, es muy importante ¿cómo llevas el peso de esa responsabilidad?

R: Para mí es un orgullo, yo disfruto muchísimo…este año estoy con categoría junior y quieras que no cada uno viene educado de casa, pero con infantiles y cadetes que es lo que más he entrenado yo en mi vida es un placer el poder participar en la educación de un chaval, que al final pasan más tiempo conmigo que con sus padres. El poder complementar esa educación que recibe en el colegio y en casa con tu granito de arena y sin meterte en lo que no te corresponde es una gozada, un privilegio que trasciende mucho más que el baloncesto, el inculcarle valores que luego va a aplicar en su vida es algo enorme.

P: ¿Qué dirías que es lo más importante a la hora de crear un grupo?

R: Yo diría que los jugadores sean “entrenables”. Al final puedes tener chavales que se llevan muy bien entre ellos y tengan química fuera de la cancha, pero es el trabajo dentro de la pista y la actitud de cada uno lo que contagia al resto y lo que hace que se cree un grupo. Puedes tener chavales con un talento físico o técnico inmenso pero que no vienen a entrenar con las ganas de aprender, que es lo que fomenta que se cree un buen grupo.

P: Creo, y corrígeme si me equivoco, que llegaste a Getafe en 2004. Cuando llegas a un equipo nuevo, ¿tratas de adaptarte a los jugadores o prefieres lo contrario? ¿Cómo es esa primera toma de contacto desde el punto de vista del míster?

R: Sí es cierto, llegué aquí a Getafe en 2004 y creo que hay un paso en mi carrera como entrenador que todavía no he tenido y que es el no poder jugar a lo que a mí me gusta. (Se ríe al recordar algo) Muchas veces rajamos y más en los medios de comunicación de aquellos entrenadores que tienen sus ideas y que no saben salirse de ellas. A mí me gusta un baloncesto de correr, de intensidad defensiva. Aún no me ha pasado el tener que adaptarme a lo que tengo, lo importante es desde el primer día dejar bien claras las cosas y el ser súper honesto con los chicos.

P: ¿Valoras alguna posición por encima del resto?

R: ¿Qué qué? (el ruido del equipo que entrena al lado de nosotros me obliga a repetir la pregunta) Ah, sí. Ninguna. Yo juego sin posiciones, incluso con junior. Intento inculcar que incluso los pívots suban la bola, tiren de tres, que los bases posteen…luego cada chico va encontrando su propio rol en el campo pero me gusta que todos hagan de todo. Quizá porque cuando yo era jugador jugaba de “4” bajito y luego me jodió el no tener recursos técnicos, por lo que trato de enseñarles lo contrario a mis jugadores.

P: Más de una vez has dicho que el periodismo ha sido tu vocación desde que tenías 12 o 13 años, ¿qué me dices de tu trabajo como entrenador? ¿Surgió como una forma de profundizar en el deporte que amabas?

R: Bueno surgió como una de esas casualidades de la vida. Mira yo me había sacado el título de primer entrenador en Valladolid, yo soy de Valladolid, y me lo había sacado porque me lo ofrecieron en mi club y nos apuntamos varios. Resultó que cuando vine a Madrid a cursar mi carrera quise encontrar un equipo en Getafe y ese año habían quitado el sub 21 así que me dijeron que si tenía título de entrenador podía entrenar…y dije pues venga vale. Ahora hecho la vista atrás y pienso, joder si ahora cometo errores cómo debía ser al principio. Tenía que cometer auténticos atropellos al deporte de formación (Risas), pero lo recuerdo con mucho cariño.

P: Conoces el baloncesto de las categorías inferiores, ¿Qué te parecería la formación de una liga a nivel universitario de garantías en nuestro país a semejanza de la que hay en Estados Unidos? ¿Lo ves un proyecto viable?

R: A mí me encantaría que ese fuera el modelo en España pero creo que es imposible porque bueno, primero aquí en España está distribuido por clubes y no por centros académicos. Eso hoy dificulta que esté ligado deporte y educación. Tampoco se ponen facilidades, no hay ayudas realmente económicas a los deportistas de nivel que cursan estudios universitarios. Estados Unidos es un mundo completamente diferente. Estuve allí viviendo un año y lo pude vivir de cerca todo eso y es la leche, es tremendo que un deportista sea capaz de sacar adelante sus estudios y seguir aspirando a lo máximo como atleta, es un concepto diferente.

P: Además ahí hay siempre facilidades…

R: Sí, hay becas y todas las facilidades del mundo. Yo creo que lo que no se puede pedir a España o a ningún gobierno en España es copiar ese modelo pero sí corregir los enormes defectos que tiene. Aquí no puedes compatibilizar y hay deportistas, hemos visto varios casos, en los que si llega el momento en el que quieres sacarte una carrera universitaria en cuatro o cinco años no puedes tener una carrera de deportista profesional. No puedes, salvo que estés becado en un centro de alto rendimiento, pero en baloncesto no puedes.

P: Encontré una reseña de un proyecto en el que trabajaste, orientado a dar a conocer los campeones de deportes que no salen en televisión. El proyecto se llamaba “Campeoñes”, ¿de dónde sale la idea? ¿Por qué te involucraste?

R: Fue el proyecto final del máster de El País y se nos ocurrió que en España era muy recurrente lo de hablar del deporte, de los campeones como Rafa Nadal y de uno y de otro…y era como bueno España, ¿en qué es número uno de verdad? Sólo en Rafa Nadal, Fernando Alonso…pues investigando me di cuenta de que había muchas cosas más como que España era el país número uno en el consumo de cocaína y yo no me esperaba ese tipo de información. Descubría que España era única en cosas buenas y malas y decidimos destacar el esfuerzo de las personas por superarse día a día. Me pareció un proyecto encomiable.

P: ¿Qué visión tienes acerca del periodismo deportivo en nuestro país?

R: El principal problema que tiene el periodismo deportivo y en general la información es que en España persiste la cultura de la inmediatez. Las primicias y la inmediatez. El querer ser el primero en dar una información conlleva informaciones muy subjetivas y superficiales siempre, y la búsqueda del morbo. La entrada de ciertas empresas en el panorama mediático español creo que lo ha perjudicado. Hay unos intereses económicos y al final quien ha salido perdiendo es la calidad del periodismo y ya no solo el deportivo, sino el generalista. Terminas viendo un informativo de deportes y de lo deportivo se habla un 1 %, lo demás es morbo, información que busca captar la atención del espectador y la inmediatez.

P: ¿Por qué no se apuesta en la televisión y en la radio pública por una cobertura del baloncesto similar a la de Estados Unidos (con sus diferencias) dada la calidad de las ligas profesionales?

R: Creo que la liga debería exigir a la hora de negociar sus derechos televisivos que aquella compañía que tenga sus derechos, en este caso Televisión Española, ofrezca unos contenidos en determinadas horas, en sus informativos tantos minutos de previa…eso la Euroliga lo hace. Te obliga como televisión a televisar los partidos, a tener un programa semanal, a ofrecer luego los contenidos que ellos producen en el “magazine” de la Euroliga etc, y si no lo haces no te vende sus derechos.

P: ¿Y eso podría depender de que TVE no quiere pagar la cantidad que la Liga Endesa pide?

R: Yo pensaba que con la entrada de una compañía como Endesa iba a cambiar, pero esos cambios van demasiado despacio. Creo que la ACB sigue dirigida por… (lo piensa) gente de otra época que no se ha sabido adaptar a los tiempos que corren y ya la ACB no está como para exigir dinero para ofrecer su competición. Lo que tienen que hacer en mi opinión sería regalarla y que a cambio se emitiese en las condiciones que ella exigiese.

P: Hoy en día el periodismo vive una crisis de identidad. Mis profesores están de acuerdo en que probablemente sea uno de los peores momentos para dedicarse a esto, pero nos dicen que nunca fue fácil. ¿Cómo fueron tus primeros pasos? ¿Tenías claro que querías dedicarte al periodismo deportivo desde el principio?

R: Mira (se ríe), cuando yo estaba en bachillerato y decidí coger la rama de letras mis profesores de ciencias se echaron las manos a la cabeza y me dijeron que yo era un vago y un jeta que no quería estudiar y que por eso me iba por esa rama…y que no, que no cada uno tiene clara su vocación y yo la tuve sobre los 12 años. Cuando acabas bachillerato también te intentan convencer, que no vayas por una carrera que no tiene salidas, que tiene mucho paro. Pero la vida está para hacer lo que a uno le gusta hacer y pelear por ello. Luego es aprovechar las oportunidades que te llegan, porque no siempre te llegan. Yo de momento las estoy aprovechando pero tampoco miro más allá de este año, lo mismo mañana mi empresa mañana me echa a la calle, pero yo estoy disfrutando con lo que hago. No considero que vaya a trabajar cada noche a Canal +, yo voy a disfrutar y a pasármelo bien y encima tengo la suerte de que me pagan por ello. Así que cómo iba a decir que no a una profesión que es tan bonita como esta.

P: Tengo entendido que residiste en Estados Unidos en 2006, ¿qué hiciste allí? ¿Se valora al periodista de igual manera allí que en España?

R: Sí, estuve haciendo prácticas para Radio Caracol en deportes y fue mi experiencia más importante cubriendo NBA en directo. Es la radio hispana más importante en Miami, y ver cada noche a los que eran tus ídolos y que veías por televisión, entrar en un vestuario y entrevistar a Shaquille O´Neal mientras se pone los pantalones son cosas que te impactan y te hacen callo. Y sí, desde luego que se valora mucho más al periodista; económicamente, en cuanto a prestigio porque se respeta mucho más y la calidad de la información deportiva es muchísimo mayor. Allí se hacen cosas que aquí son excepciones.

P: Empezaste en la radio e hiciste algún que otro trabajo en la tele y de ahí a Canal +… ¿cómo te hiciste con el puesto?

R: Bueno he dado unas cuantas vueltas, he estado en información económica…que ya ves tú, sé que no pego nada (Risas), he estado cubriendo ruedas de prensa en el Ministerio de Economía, información local…la radio me gusta mucho también y la tele siempre había captado mi atención. Básicamente, cursé el master de El País porque sabía que me iba a dar la opción de hacer prácticas en Canal + con suerte. Tuve esa suerte, entré como becario y luego me contrataron y ahí sigo.

P: ¿Se puede elegir destino o acabas donde te toca?

R: Vas llamando a puertas, igual conoces a un periodista que se dedica a la prensa económica pero que luego resulta que tiene un amigo o un contacto no sé dónde, te lo presenta y una puerta abre otra puerta. Al final es perseguir lo que te gusta y lo que te hace feliz tío.

P: ¿Cómo es la vida social del trabajador nocturno? Debe ser complicado conciliarlo.

R: (Risas) ¡Esa es complicada! Quizá es lo único malo que tiene esta profesión, son los horarios. Son un desastre. Mis horarios de trabajo son noche de miércoles, noche de jueves, viernes por la tarde, sábado tarde noche, domingo tarde noche. Voy al revés que todo mi grupo de amigos y súmale venir los domingos aquí (Getafe) y el entrenar tres días por semana. Así que voy al revés que el resto del planeta. No te puedo decir que lo lleve mal porque al fin y al cabo ya tenía un horario parecido a ese como estudiante, ya me veía la NBA y siempre he sido un poco ave nocturna, pero no es sencillo el compatibilizarlo como tú dices con tus actividades y las de tus colegas.

P: Comentas la NBA en Canal +, ¿cómo es la rutina pre partido? ¿Qué es lo que haces para prepararlo?

R: Vives conectado a ese mundo mientras estás despierto, hablando con amigos sobre ello, leyendo tweets, siguiendo la prensa y la televisión, escuchando radio…acabas estando en permanente contacto. Pero claro, intento ir al trabajo unas tres o cuatro horas antes del partido para bucear por toda la prensa de las ciudades correspondientes, información de última hora y siempre el intentar investigar un poco más allá de la actualidad. Luego vemos el partido en una pantalla allí en el estudio mientras que en la pantalla de enlace vemos lo que la televisión americana nos va mandando y en otra el propio programa que estás tú emitiendo.

Equipo NBA +

R: Todos tenemos un referente en el que nos fijamos para mejorar, ¿en quiénes o en quién te fijas para evolucionar como comentarista? Dada la plantilla de Canal + debe ser complicado escoger sólo a uno…

R: A mí Antoni Daimiel me parece uno de los mejores profesionales que hay en este país, no en el periodismo deportivo sino en cualquier tipo de periodismo. Todavía no me ha tocado por desgracia el narrar con él pero me parce un profesional increíble. Es un tío súper rápido de mente, capaz de adaptarse al narrador que tiene, lo cual no es fácil. Cada narrador es diferente y él siempre es capaz de rendir a su máximo esté con quien esté y hacer de la NBA un producto muy atractivo.

P: ¿Qué expectativas profesionales tienes?

R: Como ya te he dicho no miro más allá de este año. No soy el típico que dice voy a estar toda mi vida en el periodismo deportivo. Supongo que todo el mundo se acaba cansando de todo, incluso de algo tan chulo como puede ser comentar la NBA todas las noches. En el futuro me gustaría tocar el periodismo de investigación y otras partes del periodismo que aún no conozco.

P: ¿Hay mucha rivalidad entre los periodistas en el ámbito de la comunicación en general?

R: Sí, hay mucho ego. En la televisión y en el periodismo en general hay demasiado ego. Muchas veces el periodista se piensa que es él el centro de la información y no, somos simples mensajeros que transmitimos lo que está sucediendo. No sé de donde viene, en Estados Unidos hay una cultura del “Star System” dentro de los medios de comunicación con la cual no termino de estar muy de acuerdo. Un periodista tiene que pisar el suelo y no a los espectadores. Esos egos hacen que haya ciertas rivalidades, pero igual que en cualquier otra profesión, si te encuentras con buena gente es muy fácil trabajar.

P: ¿Qué esperas de la NBA post David Stern? ¿Habrá un mayor acercamiento al baloncesto continental?

R: Desde que yo la sigo, la internacionalización de la liga ha sido evidente y ha ido a más año a año. Desde los tiempos en los que los extranjeros eran una excepción a hoy que buena parte de los mejores jugadores son extranjeros. La liga se está abriendo cada vez más a nuevos mercados, se están modificando los horarios de los partidos para que estén en “prime time” en horario europeo y chino, las giras… Me parece que es inviable, al menos actualmente con la velocidad de los transportes que haya una conferencia europea, pero la NBA con Adam Silver está siguiendo los pasos de David Stern.

P: ¿Crees que la NBA está haciendo esfuerzos reales para expandirse por todo el mundo o sólo es una estrategia comercial?

R: Sí, sobre todo es vender el producto, no es que quieran llegar a jugar allí de manera habitual o tener equipos, pero fomenta el desarrollo del baloncesto en esos países, así que al final se retroalimenta.

P: El nuevo comisionado, Adam Silver, especulaba no hace mucho sobre la posibilidad de crear una competición parecida a la Copa del Rey española dentro del calendario NBA, ¿crees que sería una carga de partidos demasiado grande?

R: Como todo el que llega, Adam Silver quiere dejar huella nada más empezar y él con la gestión del asunto de Donald Sterling ya cumplió su cometido. Además se han dado cuenta de que tienen demasiados partidos, pero esto es por motivos televisivos. La NBA es un negocio y tiene que vender. No creo que acaben reduciendo el número de partidos ni el número de minutos por partido así que no se me ocurre otra opción que no sea la de extender el calendario en vez de comprimir de noviembre a abril la liga regular. Tal y como está planteado el negocio, las presiones para que siga habiendo muchos partidos es máxima y es el jugador el que paga con su cansancio, pues es el producto.

P: Sé que uno de tus jugadores favoritos es John Stockton. Otro de los mejores bases de la historia está a punto de retirarse. ¿Qué es lo que hace tan especial a jugadores como Steve Nash? ¿Te gusta el nuevo tipo de “playmaker” que está triunfando en la NBA? Atlético, con una muy buena capacidad de dribling y de anotación…

R: Yo siempre he tenido dos tipos de jugador que me gustan como base. Por un lado el jugador generoso, solidario, que hacía mejor a sus compañeros como Stockton o Nash. Pero también siempre me ha gustado la parte del “showtime” de este deporte, y por ejemplo Jason Williams a mí me chiflaba. Me levantaba cuando veía que daban por la tele el partido de Sacramento aunque fuese a las cuatro de la mañana porque me encantaba. Al final, aquí estamos para divertirnos y los jugadores que te hacen divertirte son los que de verdad valen la pena. Mas si se trata de conseguir cosas importantes con el equipo, el mejor base es el que hace mejorar a sus compañeros y esos se cuentan con los dedos de una mano. Para mí el mejor siempre fue Stockton como tú has dicho.

P: En los pasados meses de agosto y septiembre se disputó el Mundial de Baloncesto 2014 en España. Nuestra selección partía como finalista desde el principio e incluso como favorita. ¿Qué crees que pudo pasar que explicase la debacle de perder en cuartos ante un equipo inferior como era Francia? El principal señalado fue el técnico Juan Orenga. Usted como entrenador, ¿cree que Orenga falló en sus planteamientos? ¿No exigió lo que debía de sus jugadores?

R: Una parte de responsabilidad fue de los jugadores. Básicamente es que ellos quisieron ese tipo de entrenador. Un entrenador de perfil bajo, por eso no les sirvió Aíto, ni Scariolo…para mí alguien como Aíto hubiese sido el entrenador ideal para ese equipo. Luego a los jugadores les faltó una humildad que no tuvieron, especialmente en el partido decisivo contra Francia. Hay una parte de responsabilidad de la Federación por consentir por un lado que los jugadores mandaran y eligiesen un entrenador y por otro lado, la propia gestión del asunto por parte de la Federación no ha sido la adecuada y al final creo que el menos culpable de todos es Orenga, que no estaba preparado para el cargo. ¿Que podía haber rechazado el cargo? Pues sí, pero a mí me dicen hoy de ser entrenador de la selección española… (Alza la vista soñador) uno siempre se tiene en más estima de lo que realmente merece y confías en que realmente funcione. La realidad es que el equipo ni en actitud ni tácticamente llegó lo suficientemente preparado para competir contra equipos con menos plantilla y Francia nos da un repaso en actitud y en táctica.

P: ¿Vive su agosto el equipo nacional teniendo en cuenta la salida de los referentes como Pau y Navarro o hay futuro con jugadores como Abrines, Ibaka, Dani Díez…?

R: El problema de esto es que al final los jugadores que te hacen competir a nivel internacional son los interiores y Pau, después de 2016 en caso de que se llegue a los Juegos Olímpicos que está por verse y confío en que sí, finaliza su vida deportiva en 2016. No sé cuánto le va a quedar a Marc y a Ibaka pero después de ellos dos hay un desierto y un abismo absolutos que no sé cómo se va a rellenar. Y lo enlazo diciendo que en general en España se deberían trabajar un poco mejor las canteras. Los jugadores están saliendo de las mismas zonas geográficas que son Cataluña y Baleares, donde se trabaja mejor. Hay un déficit de trabajo en técnica individual y de cantera en España, ¿que están saliendo jugadores? Sí, ¿Que Abrines me parece un jugadorazo? Pues sí. Ricky, Rudy, LLull, son jugadores con mucho futuro pero a nivel internacional se necesita a los grandes y España no los tiene.

P: ¿Entonces el problema de la caída del baloncesto español está en ese déficit de trabajo primario que mencionas?

R: El método FEB tiene cosas muy buenas, que es que los jugadores compiten y desarrollan ese carácter competitivo. Sin embargo no hay una cultura de trabajo de técnica individual, de desarrollo del uno contra uno y de que el jugador progrese. Existe en Cataluña, donde clubes como el Juventut viven por ello y finalmente te das cuenta de que es de Cataluña de donde salen los mejores jugadores. Y aquí va el golpe a Madrid, que es después de Andalucía la comunidad que mayor número de licencias federativas tiene y no ha salido de aquí ningún jugador destacable, cuando son los que más medios tienen para proporcionarlo.

P: Aquí terminamos Fran, muchísimas gracias por acceder a la entrevista y por tu atención. Ha sido un placer.

R: El placer es mío, cuenta conmigo para lo que quieras. ¡Hasta otra!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.