Barquito

Solté mi barquito de papel

era un sencillo diseño

una vela

tenía el diminuto bajel.

Lo fantaseaba

con magnifica proa,

seis pisos,

una cubierta reluciente.

Más cerca

de un crucero,

idealmente

era suntuoso

con la sofisticación

de los salones parisinos,

este amago

de papiroflexia.

El barquito recibió rumores

sobre estas ideas,

la última noticia tuve de el

es que creyéndose carabela

se lanzo a la conquista

del Pacifico.