Exilio

Aparecías..

tus pupilas negras rebosantes de vida,

esa sonrisa juguetona,

tu caminar holgazán y desenfadado.

Surgía del horizonte tu figura,

de inmediato refulgía en mi rostro una sonrisa.

Mi mirar atribulado pensativo se trababa con tu mirar manso;

tu voz y la mía

formaban un coro de risas, de historias, de poesía.

Tu presencia dulce se fue destilando,

Comencé a confiar, a encariñarme, a conocerte,

en consecuencia fue inevitable quererte,

como ahora es imposible no extrañarte.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.