La durmiente

Ilustrísima

cuelgan

tus rulos

cual preces

sobre

la almohada,

desvelada

yo

los miro

sepultando

tu rostro amado,

semblante sereno,

lirio blanco

perlado

por el rocío,

duermes,

aniñada

te vuelvo a mirar

no fuera seas un sueño

y yo te tome por realidad.

Like what you read? Give D.S a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.