Signos

Te sueño a mi lado,

cubierta en mis sabanas,

sumida en tus propios sueños.

La habitación reúne nuestros silencios.

Alberga sensaciones dormitantes,

la tibieza de tu cuerpo

junto al mío,

inmóviles

en un abrazo prolongado.

Despierto súbitamente abrumada por la realidad

y, entre los velámenes del sueño

te vuelvo a recordar.

La electricidad del contacto.

Un rizo desprevenido enmarcando tu rostro.

Lo Indecible presidiendo mis latidos.

Like what you read? Give D.S a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.