El difícil arte de emprender

Ser emprendedor e iniciar un negocio propio es una tarea difícil, no se da de la noche a la mañana, merece mucha: dedicación, esfuerzo, perseverancia, pero sobre todo, es necesario tener una gran pasión por lo que creemos será un negocio exitoso.

La pregunta que nos hacemos siempre es: ¿Cuál es el camino correcto y cuándo es el momento indicado para emprender?
En realidad no todo está escrito en piedra, y no existe un manual que podamos seguir, que nos diga paso a paso como hacerlo, todo depende de nuestras metas y de cómo queremos concretarlas, depende de nuestro presupuesto y de nuestro modelo de negocio. Lo importante es seguir un orden para que el resultado realmente nos lleve al camino correcto, ese que tanto queremos todos.

Siempre he pensado que uno de los ingredientes más importantes para que nuestra idea de negocio logre concretarse es la innovación. Debemos hacer algo que sea diferente a lo que existe en el mercado, algo que le genere valor a nuestro cliente, que le solucione una necesidad. Les voy a poner un ejemplo: Los teléfonos celulares hace 15 años no eran lo que son hoy, se convirtieron en una herramienta indispensable de trabajo, las compañías que venden teléfonos inteligentes se dieron a la tarea de convertirlos en una necesidad logrando cambiar la forma en que nos comunicamos. ¿Qué fue lo que hicieron? Nos vendieron una necesidad y nosotros la compramos porque nos gustó.

Los emprendedores cometemos el error de enamorarnos de nuestra idea de negocio sin haber escucha a nuestro cliente, ¡Importantísimo! Tener definido a quien le vamos a vender nuestro producto o servicio, pero aún más importe es si esto le va a gustar. Las ideas de negocio se pueden variar y adaptar dependiendo de lo que nos pida el consumidor, si hacemos esto lograremos darle lo que él quiere o cree necesitar.

Otro error que cometemos es pensar que nos van a robar nuestra idea o que nos van a ¨poner la competencia¨ por lo que empezamos a aislarnos. Yo recomiendo pertenecer a redes de contactos, hacer Networking, relacionarse con empresarios del mismo gremio o que estén en la misma sintonía, esto nos ayudará a crecer y mejorar durante el proceso de crecimiento, ya que podremos compartir y escuchar éxitos y fracasos de personas que buscan lo mismo que nosotros: Desarrollarse y triunfar.

Hoy en día tenemos un aliado a nuestro favor: Las Redes Sociales, utilizándolas adecuadamente podemos hacer estudios de mercado gratuitos: Preguntémosle a los usuarios lo que necesitan y desean, o simplemente escuchemos lo que piensan de nuestro producto o servicio y adaptémoslo para que sea exitoso.

Vivimos en un mundo de cambios, donde gana el que esté dispuesto a adaptarse y no quiera quedar rezagado, pero para lograrlo debemos capacitarnos en temas que no conocemos o que nos ayuden a ser más completos como empresarios.

Tener un equipo de trabajo con fortalezas diversas es fundamental para que nuestro emprendimiento logre ir en la dirección correcta. ¡Recuerden que no lo sabemos todo y no somos expertos en todas las áreas! Si no tenemos le presupuesto para contar con un equipo propio, podemos crear alianzas que nos ayuden a ser más fuertes sin poner en riesgo nuestro negocio, para esto es importante relacionarnos con las personas adecuadas.

Ahora viene la parte difícil: ¿Cómo vamos a financiar nuestro emprendimiento?
La mayor parte de las PyMEs fracasan en los primeros 5 años porque no tienen definido su fuente de financiamiento. Si nuestro negocio nos demanda financiamiento adicional es importante definir cuáles pueden ser las fuentes de financiamiento que se adecuen a nuestro emprendimiento, para lo cual es necesario definir: cuánto dinero precisamos y hacer una proyección de nuestros gastos para evitar estancarnos o llenarnos de deudas, cabe mencionar que las tarjetas de crédito no son una opción adecuada.

Hay un momento exacto para iniciar nuestro emprendimiento y es importante saber que existen 3 tipos de emprendedores: los que van muy lento porque tienen miedo a equivocarse, los que van muy rápido porque piensan que están listos y el emprendedor exitoso, él que toma la decisión de emprender en el momento adecuado.

¿Y vos? ¿Qué tipo de emprendedor sos?

Te recomiendo leer: ¿Qué es el marketing digital y como integrarlo en mi empresa?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.