Muy querido Mar Menor, lo siento.

*Opinión*

Se acaba el verano, con él las colas para salir y entrar de La Manga, se acaban las cervezas en el chiringuito, las noches calurosas abrazados al ventilador y al insecticida, se acaba despertarse rascándose y contándose los picotazos de mosquitos, para unos se acaban las vacaciones pero para otros se acaban los días de trabajo bajo el sol de Cartagena… Pero sobre todo se acaban las protestas y las manifestaciones en favor a la rehabilitación del mar menor.

Porque reconozcamoslo, muchos se toman muy a pecho eso de “ojos que no ven corazón que no siente”. No lo vemos durante todo el invierno, otros no lo quieren ver durante el verano, pero los que más culpa tienen son los que no quieren creer lo que esta sucediendo …

“No se puede salvar por que no hay nada que salvar, el Mar Menor está muerto”

No quieren creer que el mar esta verde, “es que ha hecho mucho levante y por eso el agua está turbia” han llegado a decir. No es que haga levante, es que las algas buscan oxigeno y salen a flote, es que durante años hemos ido matando entre todos a nuestra pequeña laguna salada. Todos tenemos la culpa, de esta no se libra nadie, ni tan siquiera el Mar Menor. El daño ya esta hecho, “no se puede salvar por que no hay nada que salvar, el mar Menor está muerto” decían no hace mucho desde Ecologistas en Acción.

Pasarelas por parte del Partido Popular desde la Comunidad Autónoma, habilitar carriles en La Manga por parte de Movimiento Ciudadanos desde el Ayuntamiento de Cartagena… Muchas propuestas para aumentar el turismo y descongestionar el trafico, pero ninguna de ellas cumple con el objetivo que ambos partidos promueven y promulgan a diestro y siniestro echándose las culpas los unos a los otros.

Joaquín Segado, el reciente portavoz del PP por Cartagena, decía no hace mucho que desde la CCAA se está actuando y no como desde el Ayto de Cartagena que solo busca culpables y no actúa, a lo que José López, Alcalde de Cartagena, respondía que el estado de la laguna salada es culpa de la exalcaldía de Pilar Barreiro.

Tres meses hace ya desde que se empezó a predicar el lema de “SALVEMOS AL MAR MENOR”. Tres meses hace desde que nos hemos dado cuenta de que ya no contamos con la laguna salada de la que nosotros, los cartageneros, nos sentimos orgullosos, ya no hay orgullo. Hace muchos años desde que esto empezó, pero solo tres meses desde que nos hemos dado cuenta.

¿Somos tan egoístas que hasta que no nos impide tomarnos una cervecita en la orilla de la playa no nos influye? Yo quiero tener fe en nosotros, quiero creer que no pensamos que realmente esto es culpa de los políticos, sino de todos y cada uno de los que hemos apoyado la construcción de forma masiva en medio de un paraje natural, quienes beben y comen y dejan los consecuentes restos de basura, quienes no gastan los fondos públicos pertinentes en la conservación de la laguna, quienes riegan y vierten el agua restante al Mar Menor... La culpa no es tuya ni mía, la culpa es de todos aquellos que no hacen nada y lo hacen todo. La culpa no es ni vuestra ni nuestra, la culpa es de todos. Ahora estamos pagando lo que hemos estado haciendo durante años. Ahora queremos arreglarlo en un año o dos. Espero que algún dia el Mar Menor pueda volver a ser el que era y que alguien esté aqui para verlo. Tristemente muchos no estarán.