Gente interesante

Durante muchos años pense que la gente que me resultaba interesante era inteligente. Llegue incluso a distinguir a los GVI (gente verdaderamente inteligente) como aquellos que son tan inteligentes que tienen muy buen sentido del humor.

Con el tiempo deje de considerar a la inteligencia en funcion de una cierta capacidad de abstraccion y rapidez (innata y/o adquirida por entrenamiento) y empece a comprender que tenia “mas q ver” con los paradigmas con los que habia sido alimentado ese cerebro. Mas precisamente con la calidad de esos paradigmas, es decir con el grado de accuracy de ciertos supuestos en relación con la “realidad” o los juegos que jugamos. La calidad de los mapas mentales.

Desde ahi, estan los que la tienen mas clara y los que no.

Pero en estos meses empece a distinguir una nueva dimensión en la gente que me resulta interesante.

Uno puede tener el mejor cerebro (dispositivo), alimentado con los mejores paradigmas disponibles (la mejor y mas cara educacion ponele/software)… pero si no tiene amplitud emocional entonces de nada sirve (conexión y ancho de banda).

Que de que carajo estoy hablando?

De haber vivido experiencias que ensanchen tu horizonte emocional. No es entender, comprender con la cabeza. Es experimentar, es embarrarse hasta la coronilla, cagarse en las patas, mearse de risa, respirar hondo en la cima de una montaña y perderse en un bosque y sentir que de alguna manera te las vas a arreglar.

Esa es la gente que me interesa. La gente que desarrolló su “sexto sentido”, que se conoce y reconoce a otros aventureros. Los pateadores de tableros, no porque haya que patearlos sino porque saben que pueden hacerlo ;)