Cibercrimen colaborativo…

La situación actual caracterizada por el crecimiento sostenido y exponencial de la ciberdelincuencia, asunto movido muy especialmente por intereses económicos y políticos; sin duda seguido por la pesca de datos personales o perfiles de consumo, hecho notorio en la cantidad de sitios web que ofrecen ver películas, descargar aplicaciones y/o contenidos on-line gratis a cambio de registrar nuestros datos.

La empresa de seguridad Kaspersky, ha dejado al descubierto que en foros no convencionales -brasileños y rusos especialmente-, se ha puesto de manifiesto el aumento del cibercrimen colaborativo. El detalle interesante aquí es que cibercriminales de lados totalmente opuestos del mundo colaboran con el fin de impulsar el desarrollo de herramientas maliciosas, sobretodo en estos mercados donde son más visibles debido a su relativa apertura, alto nivel de actividad y el gran número de foros online utilizados por los delincuentes para comunicarse entre ellos.

Kaspersky ha revelado la existencia de un sistema de cooperación en el que participan ciberatacantes de diferentes puntos del globo de manera conjunta lo que está ayudando a acelerar la evolución del malware en todas sus formas; mismo que es mucho más sofisticado y difícil de combatir gracias a las tecnologías desarrolladas por ciberdelincuentes especialmente de habla rusa.

Sumado; en la oscuridad de la red, hay redes sociales de poder funcionando en un verdadero universo paralelo que mueven influencias políticas y financieras, que mantiene un estatus quo de invisibilidad, pero cuyas decisiones y jugadas, nos hacen estar más expuestos a nuevos riesgos. Hemos sido testigos de esto, dada la puesta en escena de los “Panamá Papers”, dejando en evidencia que las actividades ocultas, utilizando medios digitales no está solamente relacionada con expertos informáticos, sino que trascienden a otras esferas.

Por otra parte, los gobiernos y la sociedad civil han no han reaccionado, provocando la materialización de muchos eventos que están lesionando la economía y creando mayores brechas

En una aldea global cada vez más digitalizada, se estima que el cibercrimen es el responsable del 76,10% del filtrado, captura o alteración de información, mientras que un 21,49% de los casos se produce de forma accidental. Esta información es sustraída de industrias del sector de financiero y de fabricación (65,10%), de comunicaciones y relaciona públicas (17,27%) y de plataformas de educación (11,14%), entre los sectores más afectados por el filtrado, captura o alteración de información, sin menosprecio de las iniciativas por intrusionar los sistemas de energía, salud y aprovisionamiento de agua.

Es mandatorio actuar, la legislación latinoamericana es mayormente laxa y falta de flexibilidad de cara al acelerado y evolutivo mercado del crimen digital. La burocracia reinante y la disociación de las leyes de la tecnología; está creando el caldo de cultivo para el traslado masivo de los hechos delincuenciales en todas sus formas, al ciberespacio.

Es mandatorio también que la región, promueva el desarrollo de talento humano capacitado para enfrentar esta nueva revolución, fortaleciendo los esfuerzos de la academia y de las iniciativas privadas que con proyectos visionarios han lanzado ya sus esfuerzos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.