La banca como un modelo de plataforma (BaaP)

Esta propuesta fue reciente socializada por David Brear en asocio con Pascal Bouvier y fue puesta en escena en The Financial Brand.

La integración y entrega de servicios financieros está cambiando como resultado de asociaciones, productos y nuevos canales que están siendo explorados. Tal es el caso de la Banca como plataforma (BaaP).

La estrategia de llevar una actividad a un servicio de plataforma requiere un enfoque radicalmente distinto de cómo está diseñado un negocio. Ser propietario de un negocio de pila puede no ser factible, ni deseable ya. Analicemos algunos ejemplos de compañías que rompieron el paradigma tradicional de segmentos de negocio:

Pocas empresas han escalado sus modelos de negocio y plataformas para cubrir más zonas geográficas segmentos de población y variedad de consumidores. Las muy pocas que lo han hecho han crecido exponencialmente; incluso más que los mayores bancos mundiales. Tal es el caso de Deliveroo, un emprendimiento nacido en Gran Bretaña que brinda un servicio de entrega de comida de restaurantes de primera calidad, los cuales no ofrecen tradicionalmente un servicio de comida para llevar. Así, mientras las estrategias de plataforma como servicio, de economía solidaria y colaborativa han tomado el mundo, dada la emergente variedad de industrias; ciertamente, estas estrategias de plataforma no han aterrizado en sectores como la banca e incluso; los seguros.

Diríamos que las únicas excepciones en el sector bancario pueden encontrarse con Visa y MasterCard que, como redes, desarrollaron estrategias de plataforma donde emisores, adquirentes, emprendedores, servicios de pago a proveedores múltiples de servicios y comerciantes están simbióticamente vinculados. En ese sentido, la mayoría de los bancos son parte de la estrategia de plataforma de Visa o de MasterCard, pero no tienen una estrategia de plataforma propia. De forma que, se establecen 3 razones principales del porqué los titulares de la industria de servicios financieros no se han organizan como plataformas:

  1. El modelo de negocio actual: El modelo de negocio financiero se presta actualmente bajo los efectos de red. Es decir, se benefician de economías de escala. Entonces; ¿Para qué crear una plataforma de socios, cuando los beneficios serian lineales y no de red?
  2. Somos número uno, así que ¿por qué cambiar?: Hasta hace poco, los bancos eran los intermediarios perfectos. Ellos fueron los mejores posicionados para hacer crédito o suscribir decisiones o acuerdos financieros. ¿Para qué crear una plataforma de socios cuando nadie sabe cómo prestar o garantizar mejor que los jugadores actuales?
  3. ‘Poseemos’ al cliente: Hasta ahora, como los individuos o corporaciones interactúan prestando servicios financieros son un mercado cerrado. Si la industria posee el conocimiento de cómo un producto financiero es empujado al usuario final, ¿por qué crear una plataforma con socios?

Estas condiciones han sido únicas y han protegido a los jugadores de la industria de los servicios financieros de la realidad que ha sacudido a muchas otras industrias y organizaciones individuales. Sin embargo, las cosas han cambiado y hoy día, vivimos en un mundo donde la tecnología y la precisión de los algoritmos demuestran ser muy hábiles en la estimación competitiva de precios, comisiones, tasas de interés, retorno de inversión, análisis precisos de valor presente y futuro; así como escenarios de valoración de riesgo, temas custodiados con recelo por los jugadores de la industria de los servicios financieros.

Las innovaciones tecnológicas, han propiciado la caída de las barreras de entrada en estos mercados a un nivel asombrosamente bajo. Organizaciones completamente nuevas como Mondo Bank en Reino Unido, Simple y Moven en los Estados Unidos y otras de las grandes firmas tecnológicas, como Apple y Google impulsan moverse libremente hacia estos mercados financieros a voluntad.

Los bancos corren el riesgo de perder su posición dominante como intermediarios primarios para interacción y el compromiso con el cliente.

La humanidad es impactada diariamente a través de las redes sociales y otros mercados emergentes; los cuales después de habernos afiliado nos impulsan a interactuar uno con el otro de una manera diferente. La llamada economía global, economía colaborativa o cooperativa, ha hecho que nos invadan servicios financieros más allá de la banca. Considerar además que la evolución hacia los teléfonos inteligentes, la mejora en la banda ancha en el acceso a Internet, la disponibilidad 24/7 nos han hecho organizarnos muy diferentemente que en el pasado.

A diferencia de los modelos tradicionales, una banca como una estructura de plataforma no trata sólo de crear y empujar productos. También permite a los usuarios crear y consumir valor. Se trata de un cambio masivo de cualquier tipo de modelo de servicios financieros que hoy existe. Recrear los efectos de red, es tan simple como sumar usuarios y empoderarlos para hacer dinero, aprovechando esta plataforma.

En este modelo para los servicios financieros, el software y la tecnología no son el producto final, sino que sirven como infraestructura subyacente que permite a los usuarios interactuar entre si y en donde el negocio en sí mismo no crea el valor para el que está en la cima de la pirámide, sino que los distribuye en toda la red.

Fuente: The Financial Brand, Análisis: Marvin G. Soto.