Hábitos de Higiene y Nutrición en Edades Escolares

La escuela constituye uno de los principales escenarios educativos para desarrollar actividades saludables, es por esta razón que la educación contribuye a la formación integral del niño y la niña. Su meta es promover el intercambio de situaciones de aprendizaje y vivencias, que ayuden a afianzar el crecimiento y desarrollo, los hábitos, la personalidad, individualidad y desenvolvimiento del niño y la niña.

Los centros educativos debemos trabajar la actividad física de manera exhaustiva, haciéndoles ver en forma de juegos, que todos estos hábitos, practicados de una manera sana y saludable; suponen una mejora para el cuerpo y para la mente. Por lo tanto, tenemos que enseñarles a moverse de manera tal, que su organismo se sienta lo mejor posible, fomentando de esta forma el desarrollo saludable de todo el cuerpo.

Por lo tanto, es importante considerar que los hábitos alimenticios, de higiene y estilos de vida saludables se asimilan e integran a la personalidad durante los primeros años, consolidándose hasta perdurar incluso en la edad adulta;

Por lo que tanto docentes, como la familia y otros adultos significativos responsables de la atención y cuido de los niños y las niñas, deben promover la enseñanza-aprendizaje de hábitos saludables y valorarlos como herramientas que ayudan a proteger y cuidar la salud.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.