Resaca de vos

Reventé. ¿Quién dijo eso?

Adolorido. Siento que no sé nada. Perdido. ¿Quién estaba cantando esa canción anoche, vos? Lo hecho, hecho está. Creo que estamos todos, donde sea. Será una historia más… ¿Eso lo vomité yo? Uh, perdón.

Ay, que dolor de cabeza. ¿Dónde estamos?

Tengo un fierro, lo saqué de allá. Este lugar lo reconozco por las frutas, estuvimos tanto… Mucho. Vinieron todos. Este vaso tuvo algo fuerte. Es un olor de todos lados, pero acá no estamos en todos, ni estamos acá. ¿Qué vida es ésta? Dónde fueron están mejor, igual no veo nada.

Bueno, ya era hora. ¿Qué hora es?

No me acuerdo, ¿Vos? Acá está esa parte de mí, te la doy. Cuando me vaya podes aclararme un poco más si vine o me fui. ¿La pase bien? Me desperté con tu amiga, ella no. Aquella estaba mal, yo quise y no pude. Te juro que quería.

Pero qué lindo, ¿hay algo de tomar?

Yo no sé, pero me gustaría. ¿En qué andas? No me cuentes, allá lo saben todos. Dame un poco de ese whisky. Tengo que rendir, algo sé pero no sé si lo que sé me alcanza. Nadie está seguro pero yo estoy inseguro, inseguridad. Vivimos mal como país, hay robos. Afuera hay de todo. Pero no, no estás vos, vos estás acá. ¿Te vas a ir?

Quiero empezar, otra vez. ¿Vos seguís en este juego?

Ayer decidí que no se en cuantos días te dividí. No puedo pensarte full time, y viste como es. Ahora entiendo un poco más, esto es porque vos no estás. ¿Y no pensaste volver? Es que estoy mal, me duele la cabeza y duele todo. Allá y acá tengo un desastre. Ninguna pastilla me hace bien, es que no se cómo curar la resaca de vos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mateo’s story.