Pensamiento permanente

Cuaderno cuadrado, con líneas rectas, en una mesa cuadrada en tres dimensiones. Estática, en un suelo cuadrado, alfombrado con diseños rectos. Paredes y un cuarto. Dolor de cabeza. ¿Cuadrado? Es puntiagudo, serán las luces. ¿Cuadradas? Son ondas, partículas. Átomos cúbicos parecen medida, no recuerdo lo que es un mol. Abstracto imaginar y pensar en la luz, como si uno pudiera verla. Sólo su reflejo. Menos mal que veo sólo dos físicas. Computación, programar, exactitud, tangibilidad, ¿combinan? Me gusta lo abstracto. ¿Cuadrado? Prefiero mesas triangulares. Prefiero discusiones con pocas personas. Tres es muy bueno, dos es ideal. Cuatro estorban. ¿Cuadrado? No. Una línea, dos líneas, no cuatro. Dos dimensiones, dos rieles de tren al hablar, al pensar. La mano se mueve sola al escribir, el cerebro piensa al dormir. Levantarse a las once por una idea, dos ideas, siete ideas. Insoportable físicamente, estupendo emocionalmente. Te sientes productivo, o vivo, confundo ambas cosas, quiero vivir. Un lápiz cuadrado no es, redondo lo ves, la luz se resbala y te encuentra otra vez. ¿La ves, lo ves? Es tu mente cuatridimensional, donde nada y todo tiene sentido, pero te interesa etiquetar, decirle “sentido” al silencio significante de tu hueco mental, tu oscuridad neuronal. Funcionan mágicamente, creando algo que no tendría por qué existir. Conciencia, individualidad, y un no se qué que te hace adaptar y ser uno y ser muchos. Molesto pero cierto. Aprovéchalo. Juégalo. Coge bien el lápiz, empieza a escribir. No aprendas, sólo piensa y entiende. No aprendas y vuelvas tonto, entiende y sé un ignorante inteligente. Entiende y diviértete. Olvida tu memoria. Olvida tus ojos, que la luz no tiene por qué ser visible, o una onda o una partícula. Que los caballos no tienen cuatro patas, sino ocho letras. Que ignorante parece tonto pero tienen más letras y es más interesante. Blanco como el papel, donde escribir sin parar sólo te hace ver más. Quisiera enseñarle a un ciego y sordo a escribir. No tengo idea de cómo sería la comunicación, pero me encantaría ver lo que tiene su escrito. Qué dibujos, qué palabras, no, que no sabe y no entiende de eso. Quisiera ver qué pensamiento plasma en dos dimensiones blancas y qué tan poco se entiende, para poder estimar y sufrir o sonreír frente a cuantas dimensiones tenga el pensamiento. ¿Será calculable? ¿Infinito? Dios.


31 de Octubre de 2014.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mathias San Miguel’s story.