Creí haberte olvidado, pero todavía te amo

Creí que te había olvidado. Ya hace un año que terminamos y que “nuestra” historia se volvió una historia más entre el montón. Aunque para mí sigue existiendo un “nosotros”.

Llevo ocho meses saliendo con alguien. Creo que lo amo. Ya le he dicho te amo. Compartimos muchas cosas en común, aunque siento que con él no siento un futuro. No siento que yo esté en su futuro y a veces dudo que él esté en el mío. Eso lo llevo pensando desde hace unos meses atrás.

Hoy creo que he empezado a comprobarlo. Hoy decidí almorzar en mi casa con mi ex. Con aquel que me enamoré como un estúpido hasta las sienes. Fui a recogerlo en moto a su trabajo. Cuando se subió y me abrazó para agarrarse y no caerse recordé la última vez que se subió en ella. La noche que terminamos definitivamente. Sentí su calor.

No dije nada. Creí que era algo pasajero. Terminando de almorzar, como dos mejores amigos, me dijo que había borrado hace unas semanas atrás las pocas fotos de nosotros que a él le quedaban. Que había botado los recuerdos que le había dado. Me dolió. Me sentí lastimado, otra vez, como aquellos meses en que cada regreso a casa era un dolor en el pecho.

Te reclamé. No quería hablarte ni escucharte. Me decías que eras maduro y que nunca lo harías, pero lo hiciste. ¡Sí, lo hiciste! Este corazón roto te habla a vos que me lastimaste y del cual aún sigo enamorado.

El regreso a tu trabajo fue doloroso. Quisiera que te quedaras lejos de mí. Pero te necesito todavía. Te quiero cerca y no lejos. Al bajarte me pediste al menos un último abrazo, como cuando me pediste un último beso aquella noche en tu cama cuando me di cuenta que me habías engañado con otro hombre. Al separarme de ti me agarraste la mano. Siento todavía la sensación en cámara lenta. Fue mágico y a la vez doloroso.

Todavía siento algo muy fuerte por ti. No es comparable este nuevo chico con vos. Podrá tener muchas cosas, pero no eres tú. Te extraño y te amo, todavía. Te sigo soñando e imaginando que duermo contigo aunque duerma con otro. Sé que no debería estar con otro si sigo sintiendo esto, pero hoy me di cuenta que no había podido olvidarte y dejado de amar.

Pero por favor, no vuelvas conmigo. No quiero sufrir más.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.