Pensamientos en viaje

En viaje al trabajo. Otro día más en el mundo. La violencia y la desigualdad que vive el mundo es la analogía del pensamiento colectivo contemporáneo y la materialización concreta de ese pensamiento se extiende a través de las acciones de cada persona alrededor del mundo.

Yo sé que muchos me dirán “yo no formo parte de esa violencia”, “no soy participe de la atrocidad del mundo”.

Si mi planteo suena irracional, puedo decir que para mí lo irracional seguirá siendo la locura que vive el mundo del que vos y yo somos parte mientras la conciencia humana no se permita racionalizar la valdidez auténtica de su propia locura y pueda reconocer que "irracional" es la etiqueta de la mente hacia aquello que no puede comprender. Porque lo que para unos es irracional, para otros no. Y como pueden cohexistir verdades antagónicas? Pero el hombre moderno en vez de hacerse responsable de su propia existencia y de su propia mente, hace responsable a los demás. Los hace responsables de no ver lo que él ve, los hace cargo de que el mundo no sea lo justo que a él le parece y de no poder vivir la vida que quiere, siempre señalando, buscando y mirando fuera de si mismo las causas y consecuencias de su propia inconciencia humana.

Así el dia correrá, otra vez a la oficina a buscar el sustento para comer e intercambiar intereses en el leguaje y el simbolismo que envuelve al demonio con un manto celestial.

Como parte de una totalidad, a cada mujer y hombre del mundo le corresponde reconocer su propia locura y sanarla. Pero compruebo a diario que quienes me rodean invierten demasiado tiempo en justificar su infelicidad señalando los errores y los defectos en los demás en vez de expresar los propios motivos animicos que les reflejan su propia insatisfacción y que esa es la esfera de pensamiento que domina la comunicación social entre los hombres. Es un poco difícil no sentirme aislado en el universo con mis propias persepciones y mis propios pensamientos.

Uno mas uno es tres.

Progresar, la meta prehistórica del hombre. Evolucionar, el deseo moderno del hombre. La tecnología trajo progreso, pero, donde está la evolución que no la puedo ver?

Violencia, guerra, egoísmo, engaños, la dinámica de las relaciones entre los hombres a gran escala se muestra a traves de esas cualidades. Hoy con la tecnología no podemos evitar escuchar a menudo cómo estos aspectos irracionales de nosotros mismos se extienden a los vinculos familiares mas íntimos.

Y la concienciación del hombre a gran escala se aleja cada vez mas de sí misma porque se ha descubierto en su propia percepción a traves de las ideas de la conciencia, la igualdad, la violencia y la muerte que ella misma ha aprendido a señalar en los demás pero no en sí misma.

Por eso las ciencias de los hombres hacen descubrimientos experimentando en los demás pero no en sí mismos. Por eso los hombres modernos y sus conocimientos emulan y reproducen la intención de mejorar, simbólicamente a través de NUESTRA propia inconciencia e identificación con los demás hombres.

Ahi están mis anhelos, sumergidos en el caos que percibo en el mundo, al que no puedo huir, ezclavizado a la época que me contiene, a esta humanidad que se esfuerza por pulir los lentes de su propia percepción de sí misma.

Ahora me voy a regalar mi energía vital a cambio del alimento que sostiene mi cuerpo en esta travesía que nadie ha vivido mas de una vez.