¿Utilizar el Circo para hablar de Experiencia de Cliente?

Matias Natella
Jun 25 · 4 min read

La incertidumbre de querer hacer algo distinto, me llevo a pensar y pensar cómo lograr algo disruptivo.

Ya había presentado la misma charla en exposiciones anteriores, pero esta vez quería algo distinto y luego de pensar cómo podría sorprenderlos, alguien me dijo: ¿Por que no usas tus malabares? … y se prendió la lamparita!

Yo aprendí hacer circo, pero era algo muy personal lo cual mis compañeros de trabajos lo desconocían.

Pensé que sería una forma de sorprender no sólo al público sino a mis compañeros…

Sorpresa

Pensando cómo podría incorporar mis habilidades circenses en una charlar de Experiencia de Cliente, para una empresa de medicina prepaga, y de momento… una serendipia…

Eran 45 personas, un lunes a las 9 am, un día muy gris para estar escuchando a un tipo hablar… Pero la música de Monsieur Perine, me llevó agarrar mis malabares y salir para aeroparque a dar esa exposición.

Comenzó la charla, super nervioso por la locura que iba hacer, nadie sabía que tenía preparado, ya que todos esperaban que mis slide’s contengan oraciones y oraciones aburridas…

Arranqué hablando de Disney (cómo mi anterior Artículo) y cómo ellos sorprenden a cada uno de sus “clientes”. Disney explica que por cada experiencia mala que transcurre una persona dentro del parque, necesitan 38 momentos buenos para olvidarse.

Entonces puse la lupa en un momento de incertidumbre, cuando un niño llora dentro del parque, y traje a escena cómo un miembro del staff de Disney a través de la magia del circo puede subsanar ese momento de quiebre en la experiencia del mismo, para olvidar rápidamente una mala experiencia.

El miembro del staff alertado por esta situación, decide acercarse al niño y empezar a sacarles sonrisas con globoflexia…

Regalo entregado al niño:

Pseudo-perro

Pero cómo el niño aún recibiendo un perro, sigue triste, este miembro sacó sus malabares y empezó a jugar enfrente de todos…

Malabareando

Y luego de esto lo más especial, la frutilla del postre para el staff, poder entregar ese famoso “Vale” que permitirá al niño volver a ingresar a Disney…

=)

Nunca es tarde para sorprende a alguien, aún un Lunes lluvioso en el trabajo…

El resultado

Feedback de los participantes, después de la charla:

El post it que más me gusta, ya repaga el riesgo asumido…

Sólo quiero rescatar dos cosas de esta locura que me anime hacer en un contexto super conversador y tradicional:

  1. Nos falta más alegría en el trabajo, no por que sea trabajo tiene que ser aburrido y tedioso, debemos llevarle esa cuota de alegría para seguir motivando eso que queremos hacer.
  2. Nunca es tarde para llevar a nuestro trabajo todas aquellas habilidades personales que traemos en nuestra mochila. Si se saben combinar bien con creatividad, se puede agregar mucho valor a las tareas cotidianas de nuestra labor, sólo es cuestión de asumir el riesgo y saltar…
Un lunes a la mañana, también se puede sonreír…

Matias Natella

Written by

¡Ingeniero en Informático, Viajero, músico y algo más! Me gusta mucho la innovación y los nuevos modelos de negocios…

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade