Ilustración por Beth Walrond para Genome Magazine.

Desde niño, uno de mis mayores anhelos fue el de ir a otro país para estudiar. Nunca estuvo en mis planes vivir varios años afuera, porque sé lo apegado que soy a mi familia y amigos, solo quería la experiencia. Toda vida estudiantil fue impulsada por este deseo, llevándome a noches sin sueño y mucho esfuerzo para tener un promedio meritorio y acceder a una beca.

Finalmente, mi sueño se cumplió hace un año, cuando fui a cursar al Reino Unido un máster gracias a las becas Carlos Antonio López. Más allá de toda la inmensurable cantidad de conocimientos adquiridos…


El tratamiento de la enmienda llevó al país a una crisis constitucional en donde muchos temían por el estado de derecho, mientras que otros criticaban la violencia de los protestantes. Más allá de todas las opiniones y teorías de los acontecimientos, el incuestionable resultado final fueron la muerte de Rodrigo Quintana y la posterior renuncia de Horacio Cartes a sus pretensiones de ser reelecto en el siguiente periodo (2018–2023).

Este ensayo no busca dar mi opinión detallada sobre este tema, pero si criticar y analizar una frase muy utilizada ultimamente por los internautas cuando se dan discusiones sobre estos temas.


Durante la casi mítica campaña electoral de los Estados Unidos que propulsó a Donald Trump a la presidencia, uno de los términos que se popularizaron dentro del vocabulario de la prensa, los medios y la sociedad misma fue “fake news”. Su traducción directa al español es simplemente “Noticias falsas” y por más que sean simplemente eso, el efecto que estas noticias tienen dentro de la sociedad es algo que hasta ahora, por lo menos desde mi punto de vista, es muy poco discutido con la seriedad que el tema amerita.

Lo realmente preocupante de la popularización de estas noticias falsas…


Como mencioné en mi reflexión anterior, uno de los efectos tangibles del exponencial crecimiento al acceso a las redes sociales es la diferencia cultural que se genera entre los jovenes internautas y los su generación parental (y las anteriores). Por un lado tenemos un subconciente colectivo del internet liberalista y progresista mientras que los padres tienden a ser más conservadores.

Sin generalizar en ninguno de los casos, la mayoría de los jóvenes tenemos un espíritu soñador, rebelde, que busca cambiar la norma y mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestra comunidad, mientras que los padres, a través de…


Desde hace unos años atrás, con la expansión del alcance de la internet y el nacimiento de nuevas plataformas de discusión, se ha creado a nivel global un subconciente colectivo bastante progresista. Matrimonio igualitario, aborto, equidad salarial entre otros parecen ser aspectos en los que una gran mayoría de los internautas jóvenes coinciden, generando un choque cultural entre las distintas generaciones y sus “valores”.

Como no me identifico como una persona conservadora en los asuntos mencionados y mi intención es llamar a una reflexión, no me parece prudente centrarme mucho en el comportamiento de las instituciones “tradicionales ”y sus seguidores…

Mauricio Villamayor

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store