Silencio

El silencio no siempre es suficiente
 para asesinar esas palabras que quedaron por decir.
 Vas tejiendo los instantes y cerrando días
 con minucia, como si de tales sucesos dependiera tu existencia,
 divagas en la nada,
 en esos vacíos que se van llenando con cumplidos, buenos días,
 te quieros y promesas que siempre estarán en espera del porvenir.
 Y en ese tejer de cuentas temporales se desgranan ciertas sensaciones,
 ciertos sentimientos antes indiferentes, aislados y olvidados
 y se puebla entonces de ecos pasados la memoria
 y se mezclan los deseos y los miedos
 y es entonces cuando las palabras callan y los silencios gobiernan como dictadores sanguinarios
pero no pueden aniquilar a todas las palabras que quedaron por decir,
las que sobreviven llenan ahora estos poemas.

- Giofa Sarria

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mauricio Gómez’s story.