Uber Argentina habló y hubieras preferido que no. Acercate y escuchalo.

Uber Argentina juega a las escondidas. Que no tengo oficinas, que a mí la Justicia nunca me notificó de nada, que somos legales y que los usuarios tienen derecho a elegir. Pocas veces salen a dar la cara, no responden las críticas y juegan a que los usuarios los defiendan. Pero cuando hablan, parece que sería mejor que se quedaran callados. Aquí te cuento lo que dijeron respecto al seguro, al tema facturación e impuestos y certificado de antecedentes penales.

Mientras los Taxis y el Gobierno dicen que es ilegal, la Justicia no sabe lo que dice yDefensa del Consumidor no entendió nada, Uber te dice que podés manejar tranquilo.

Todos conocen la discusión de Uber en Argentina, no voy a repetir nada de eso. Algunos sabrán también que en la discusión Uber sí, Uber no, yo voto lejos por Uber sí (mirá por qué). Pero también siempre aclaro que no es Uber como empresa, sino su sistema el que creo que va a ganar.

Lo que dijo Uber

Yo quiero que Uber funcione, pero no siendo cómplice de sus políticas raras. En todos lados usan la misma estrategia, salen un poco “flojo de papeles” para luego negociar una regulación más acorde. Pero cuando defendamos a Uber o a la justicia/taxi/gobierno, mejor tener un poco más de datos. Aquí te cuento algunas cosas “flojas de papeles” que Uber tiene hoy según lo que ellos mismos dijeron y justifico más adelante:

  1. Uber no te asesora impositivamente, fomenta que no haya facturación y quede en un gris que sabe bastante a evasión.
  2. Uber no transferiría el dinero desde el exterior para el pago de los honorarios a los socios-conductores, ¿de dónde lo saca?.
  3. Uber mira para otro lado con el tema del seguro.
  4. Por 15 días un conductor puede trabajar sin certificado de antecedentes penales.

Estoy casi seguro que estas cosas las dejan así a drede para negociar después, pero como usuarios está bien defenderlos mientras los presionemos a ellos también para que hagan las cosas como corresponde.

Uber Argentina hablando

Hay pocas entrevistas a algún responsable de Uber, como la realizada por la revista Fortuna u otra realizada por la periodista de tecnología Irina Sternik en su medio LadoB. Pero nada es mejor que una comunicación directa. El pasado viernes 22 de abril, Uber envió vía SMS a ciertos potenciales conductores -futuros socios- registrados un link para avisar que estaría dando una charla para responder todas las preguntas en unas horas.

SMS enviado por Uber

El link empezó a dar vueltas por redes sociales y decidí participar de la charla online, que era pública -cualquier podía entrar a verla-. La charla es de ventas a los potenciales conductores con vocabulario al estilo “queremos que ganes mucha plata con nosotros” terminando con una sección de preguntas, cuyas respuestas dejaron mucho que desear a mi entender.

Los datos que presentó Uber en público respecto a lo que habrían ganado los mejores 3 conductores en los primeros 6 días, sin descontar el 25% de comisión de Uber.

Omitieron adrede algunas preguntas que me parecieron acordes, cambiaban un poco la pregunta en otros casos y daban respuestas vagas aún luego de insistir, como: “no te preocupes, salí tranquilo a la calle” sin más explicación. De hecho ante la insistencia de algunas preguntas legales, el interlocutor entre los socios y la intangible App terminó diciendo “invito a los que están escuchando a participar de la charla informativa de mañana sábado en la cual se tratará absolutamente todos estos temas para que puedan salir a manejar tranquilos y no se pierdan de esta excelente oportunidad”.

Uber se define como el Mercado Libre del transporte. No me pregunten qué hace Netflix aquí, pero quedaba lindo el logo.

La charla la dictó Santiago. A secas. No hay apellido, no hay cargo, no hay imagen de cámara. Santiago habla como si de Siri o Cortana se tratara: un asistente personal computarizado que usa frases cortantes, repitiendo mucho, nombrando a su interlocutor antes de empezar una respuesta y a veces con frases incoherentes, y ante preguntas se toma varios segundos para empezar a responder, como si fuera a buscar la respuesta a Internet.

Por la falta de apellido de Santi, buscaré alternativas a lo largo de la nota.

Santiago Notaxi arranca diciendo: “¿conocen Mercado Libre? … lo que hace es conectar dos particulares en el cual uno desea venderle una cosa a otro y el otro desea comprarlo.” En otra versión de la charla, Santiago menciona que Mercado Libre cobra una pequeña comisión por esa intermediación y que así es también Uber. Pero claro, la comisión entre uno y otro es incomparable (Uber retiene 25% al conductor-socio argentino, lo cual per se no me parece mal, por cierto).

Dejá de hablar y dejame escuchar a mí

No quiero que te quedes sólo con mi impresión, aquí abajo podés escuchar la charla pública, completa del día viernes 22/4:

El sábado participé nuevamente esperando que, como dijo Santiago del Uber el viernes ante la insistencia de varios asistentes con preguntas de índole legal, “(si venís mañana a la charla) vamos a poder responder absolutamente a todos estos temas y creeme, luego de esa charla informativa, no sólo vas a quedar tranquilo sino que también vas a querer subir todos los documentos para salir a manejar y generar ganancias por $15.000 todas las semanas”. Pero fue exactamente la misma charla y aquí podés escuchar la sección de preguntas donde se aclaran (u oscurecen, no se) algunas otras cosas respecto al viernes.

Oye Siri, ¿a quién le facturo?

No soy ni abogado ni contador, pero como profesional de sistemas y autónomo que soy que ofrece servicios profesionales en Argentina y el exterior, algo de conocimiento tengo respecto al tema que me hacen encontrarle un modus operandi más allá del “es legal”, “es ilegal” que escucho todos los días sin más dato.

A pesar de haber dicho que están tramitando una sociedad argentina y su correspondiente CUIT, también dijeron que cobran y trabajan desde el exterior lo cual no queda claro impositivamente cómo quieren funcionar, ¿desde el exterior o cómo una sociedad argentina?

Si bien para el usuario Uber es una empresa de transporte (“me tomo un Uber” es parte del vocabulario), Uber se presenta simplemente como un proveedor de los conductores que son los que ofrecen el servicio de transporte. Digamos, vos querés salir a ofrecer tu auto para transportar gente y además de pagar la nafta, la patente y el seguro, pagás a Uber para conseguir tus clientes. El esquema sí es parecido al de Mercado Libre. Entiendo que da a discusión pero hasta me parece aceptable.

El problema adicional es que Uber además es el que cobra al usuario y el que decide el precio, con lo cual no es el conductor que “paga” a Uber semanalmente, sino que es Uber que le transfiere su ingreso y se cobra su comisión desde ahí. Uber entonces dice cobrar de los usuarios “a cuenta y orden” de los socios conductores. Dará para mucha discusión.

Ahora bien, sea como sea, para el sistema impositivo argentino alguien le factura a alguien, aún si hubiera un agente en el exterior en la transacción, y aún si la factura no fuera formalmente emitida. O el socio le factura al cliente, o el socio le factura a Uber y Uber al cliente. Ciertos regímenes permiten obviar la factura o reemplazarla por otra cosa (ticket o palabra, por ejemplo).

Pero la voz del Uber dijo, ante varias preguntas en la charla que “nosotros consideramos que ustedes como son sus propios jefes, tributan. No es necesario que le factures ni a Uber ni al pasajero. Uber te va a dar un extracto de pagos toda la semana el cual vos podés presentar.” Claro, pero la AFIP no me acepta tu extracto de pagos, mi querido Uber. También aclaró: “no es necesario que le hagas una factura al pasajero; de hecho no le debés hacer una factura al pasajero, te llegará un extracto de pago a tu cuenta que podrás ver en tu aplicación”, cerrando el tema de facturación allí.

Ante la insistencia, Santiaguber terminó sugiriendo que “te recomendamos que ante dudas con esto te contactes con tu contador y él te va a poder decir cuál es la mejor forma de tributar”. ¡Cómo no se me ocurrió antes! Seguro todos los contadores saben qué hacer con esta situación, más ante todo lo que se dice en la prensa y en la Justicia.

Cómo ingresa el dinero

Para recibir el dinero tenés que tener una cuenta bancaria en pesos. Lo raro empieza aquí; primero, Uber dice que puede ser una cuenta de un familiar o de un amigo. ¿Te parece serio Uber? De golpe tu familiar o amigo recibe 25 lucas en un mes de la nada y tiene que salir a explicar que no tiene nada que ver.

Uber permite que sea tu cuenta, de un familiar o amigo.

Uno puede recibir dinero en una cuenta de al menos tres maneras:

  1. Transferencia nacional desde otra cuenta de Argentina
  2. Transferencia internacional desde el exterior (desde el 2001 no es tan simple pero existe el trámite)
  3. Depósito en efectivo

Si es la primera, ¿a nombre de quién está la cuenta? ¿Sabe Uber que es embargable por la justicia? Si es la segunda, ¿los conductores tendrían que ir a hacer un trámite de exportación de servicios en cada depósito? Y si es la tercera, ¡estaría muy cerca de lavado de dinero! ¿de dónde sacaría Uber todo ese efectivo si lo recibe en Holanda?

Ante la pregunta en la charla del viernes para aclarar esta situación, S.uber se hizo un poco el distraído: “el pago lo recibirás en tu cuenta en pesos” y ante la insistencia “no vas a tener que llenar ningún papel del Banco Central; la transferencia se va a realizar como cualquier pago corriente”. Dejó en claro que es como cualquier otro ingreso de dinero por lo que me da la impresión que es una transferencia nacional o depósito en efectivo.

Antecedentes Penales

Durante las charlas se nota que Uber está buscando muy fuertemente más socios conductores. Todo el tiempo menciona el dinero que pueden conseguir extra el socio para su grupo familiar. Cuando un usuario sube a un Uber espera que estén hecho los mínimos chequeos. Bueno, el certificado de antecedentes penales no parece muy urgente para Uber dado que tenés 15 días para subirlo mientras estás manejando. Claramente esto es para conseguir socios inmediatamente.

San Thiago nos dijo: “no se pierdan la oportunidad de ganar $15.000 a la semana” dejando muy en claro “con respecto al certificado de antecedentes penales te queremos comentar que vas a poder estar activo sólo subiendo los documentos, luego de que realices tu primer viaje tendrás 15 días para subirlo. Quiero hacer hincapié en esto y quiero comentarles a todos aquellos socios que estén escuchando que ya tengan activada su cuenta (que tengan la licencia de conducir, la cédula del auto y el seguro) y que sólo les falte el certificado de antecedentes penales que ustedes YA PUEDEN SALIR A MANEJAR, que ya pueden salir a generar ganancias así como lo están haciendo las personas que la semana pasada ganaron $15.000”

“Quiero hacer hincapié en esto: (…) a todos aquellos socios que estén escuchando (…) que sólo les falte el certificado de antecedentes penales que ustedes YA PUEDEN SALIR A MANEJAR, que ya pueden salir a generar ganancias” dice la voz en off de Uber

Seguro del Auto

Otra de las típicas críticas a Uber es el tema de la falta de seguro. Acá entramos en una nebulosa donde nadie sabe qué hacer. Uber hasta hace apenas unos días en su Web de Seguridad (al 13/04/16) hablaba de que cada viaje tenía un seguro completo. Hoy, esa misma Web de Seguridad (al 23/04/16) ya no lo dice más.

Hasta hace unos días la Web de Uber mencionaba un Seguro Completo. Hoy ya no lo menciona más.

En la charla del viernes, Santiago Siri (perdón Santiago Siri, no es con vos el tema) no contestó ninguna de estas preguntas más que mencionando que con tener el seguro del auto al día era suficiente. El sábado dijo: “nosotros requerimos que ustedes tengan el seguro mínimo automotor; el seguro debería apoyarlos a ustedes y debería cubrir a los pasajeros pues éstos no son pasajeros sino nosotros lo único que hacemos es contactar a una particular y a otra particular que debe, para que uno pueda transportar al otro y nosotros nos llevamos una comisión simplemente por contactarlos. Su seguro debería cubrirlo pero le queremos dejar para su seguridad que si seguro no quiere hacerlo, usted podrá escribir a nosotros y nosotros apoyaremos en su causa”. ¿Entendiste? Yo tampoco. ¿Viste que a Siri en el iPhone a veces no se le entiende tampoco? Y escuchame Santi querido… el seguro, ¿debería? ¿no estás seguro del seguro? valga la redundancia.

Entonces, Uber se estaría lavando las manos. Porque no confirma que las aseguradoras cubran al pasajero cuando ocurra un incidente si se comprueba que era un viaje Uber y la aseguradora dijera que el uso era indebido. No soy especialista en el tema, pero recuerdo un problema que tuvo un conocido con una aseguradora por usar el auto como remis y no tener un seguro especial para ello. Si bien estoy “seguro” que Uber pondría el dinero que hiciera falta para que no sea un problema público (al menos ahora), pero claramente faltan datos acá y aclaraciones por parte de las aseguradoras y de Uber. ¿Por qué cambiaron la Web?

Finalmente la voz en off trata de tranquilizar a los potenciales conductores recurriendo a una justificación que parece salida de un pastor evangélico con acento portugués: “podés salir a manejar tranquilo, hay muchísimas personas que lo están haciendo y están ganando muchísima plata. Te invito a revisar en Internet todos los casos que ha habido y cómo Uber los ha apoyado”.

“Muchísima plata”, la frase para acallar preguntas

Uber sí, pero tampoco de cualquier manera

Insisto, quiero a Uber, o a Cabify, o a Lyft, o a EasyTaxi o a cualquier otro. Me da igual el proveedor y abogo por la competencia. Entiendo por qué defendemos a Uber, pero también quiero que Uber no se haga el distraído porque sino es mucho más difícil defenderlo.

Me gustaría que Uber de la cara y no se haga el distraído; me gustaría que Santiago Bot tenga cara, cargo y apellido real; me gustaría que Uber espere a tener el certificado de antecedentes penales antes de hacer manejar a un “socio”; me gustaría que Uber asesore como corresponde impositivamente a los socios; me gustaría que Uber salga a hablar junto con las aseguradoras y deje clara la situación; me gustaría que la Justicia en lugar de hacer planteos imposibles de ejecutar (como bloquear la app en el ámbito de la Ciudad) trate de entender de qué se trata; me gustaría que el gobierno no diga que no sabe nada de Uber para quedar bien con el sindicato, cuando Uber dice que se juntaron varias veces; me gustaría que hayas llegado a leer todo este artículo; me gustaría que este artículo sirva para que Uber refute todo lo que puse, así nos quedamos todos más tranquilos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.