Los cigarrillos causan Cáncer; Los condones No.

May Alba

El mes pasado, una marca de condones nueva llamada Sustain comenzó a difundir una petición por medio de emails y redes sociales haciendo un llamado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos para:

“Remover los carcinógenos de los condones.”

Por obvias razones, la posibilidad de carcinógenos en los condones es una idea que incita al miedo. La realidad es que no hay evidencia científica de una relación entre condones y cáncer — decir lo contrario tiene el potencial de tirar a la basura décadas de trabajo enfocadas en salvar vidas por medio del estímulo y la promoción del uso constante del condón y la educación continua de la sexualidad.

Quienes apoyamos y abogamos por el bienestar sexual y la salud reproductiva debemos ponerle atención a casos como éste y unirnos para combatir este tipo de desinformación.

La petición señala que la mayoría de nosotros estamos expuestos a las nitrosaminas todos los días, compuestos químicos que están efectivamente clasificados como carcinógenos. Los encontramos en el agua potable, en alimentos e incluso en el aire que respiramos — en dosis entre 1,000 a 10,000 veces más altas que las que se pueden presentar en el uso de condones.

Los fabricantes de condones han trabajado diligentemente para mantener estos niveles tan bajos como sea posible. Los residuos de nitrosaminas son eliminados grandemente durante el proceso de fabricación por medio de un lavado a fondo conocido como lixiviación. Es por ese estricto control de calidad que, basado en los resultados del estudio toxicológico más avanzado que evalúa las nitrosaminas en los condones:

Para que los condones causaran cáncer, tendrían que contener un millón de veces la cantidad de nitrosaminas que contienen actualmente.

Y encima de todo, una persona tendría que usar 1,500 de esos condones hipotéticos durante un periodo de décadas.

Según ese estudio, la presencia de nitrosaminas en los condones es, de hecho, tan baja que se miden en ppb — partes por billón (cuando billón se refiere a mil millones). Si, por billón.

En pocas palabras, los condones han probado ser extremadamente seguros. Punto.

La petición promovida por Sustain basa sus afirmaciones en un estudio: Hacer algo bueno, aún mejor: Remover las NITROSAMINAS de los CONDONES producido por el Proyecto de Tecnologías para la Salud Reproductiva (RHTP por sus siglas en inglés) y el Centro para la Salud Ambiental. Pero dicho estudio, que fue financiado en parte por el co-fundador de Sustain, Jeffrey Hollender, está lleno de metodología cuestionable.

Basado en el libro blanco publicado por RHTP, los investigadores en el estudio compararon los niveles de nitrosaminas en condones con distintas fechas de vencimiento adquiridos en lugares no oficiales o seguros, como tiendas de conveniencia o en línea. De los 24 condones probados, 10 fueron fabricados por Trojan, 3 por LifeStyles y 2 por Durex; los 9 restantes eran una mezcla de condones y estilos que incluía un condón femenino (interno), condones de sabores y colores, condones con lubricante que promueve la excitación y condones texturizados. Esto no representa con precisión alguna el mercado de consumo, ya que los autores del estudio no sometieron a prueba las marcas y estilos más populares disponibles, ni realizaron la prueba a condones del mismo estilo en la variedad de marcas disponibles. Por otra parte, la sección sobre la metodología del estudio reportó que los 24 condones eran de látex. La realidad es que dos — Lifestyles SKYN y el condón femenino — son condones sin látex.

El estudio no fue publicado en una revista médica o científica, lo cual sugiere que no fue revisado por expertos de la comunidad académica. En Septiembre, se promovió simplemente mediante un comunicado de prensa y Twitter.

Adicionalmente, la documentación de los laboratorios de pruebas independientes más importantes a nivel mundial demostraron que, contrario a los resultados de RHTP sobre tres marcas de condones — ONE, Sir Richard’s y GLYDE — sus productos tienen cantidades no detectables de nitrosaminas.

Los autores del estudio reconocieron que las nitrosaminas existen en nuestro medio ambiente. Pero su conclusión de que “es posible fabricar preservativos de calidad a gran escala con pocas o sin nitrosaminas” posiciona a los condones que no contienen cantidades detectables de nitrosaminas — como Sustain — como superiores. A su vez, el público podría interpretar sus resultados — que ⅔ de los condones que probaron contienen nitrosaminas — como una implicación de que la industria de los condones cae en la negligencia. Aún dejando la metodología defectuosa a un lado, esto es increíblemente engañoso, y posiblemente peligroso.

La ex Cirujano General Joycelyn Elders parece estar de acuerdo. El pasado Septiembre, Salon citó a Elders:

“Cualquier declaración pública que ponga en duda la seguridad de los condones, dada la montaña de evidencia que apoya su uso seguro y efectividad, simplemente no es creíble. Los consumidores deben seguir utilizando condones para prevenir embarazos no deseados, VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual — y deben seguir confiando en que los condones con seguros y efectivos.”

El mismo estudio de RHTP advierte que el uso de cualquier condón es mejor a no usar condón alguno. Sus autores reconocen que:

“algunas personas con […] una inclinación sensacionalista pueden tratar de distorsionar los resultados de este estudio y erróneamente afirmar que los condones causan cáncer. Cualquier persona que lo haga — ya sean medios de comunicación, políticos, o defensores de cualquier tipo — está actuando de manera irresponsable y no en el mejor interés de la Salud Pública.”

Aun así, los líderes de Sustain han continuado su campaña basándose en las nitrosaminas como un peligro. Jeffrey Hollender dijo recientemente en entrevista con el Portland Tribune que “Las nitrosaminas son causantes de cáncer cervical.” Meika, su hija y co-fundadora de Sustain, agregó, “Y cáncer de pene.”

Vale la pena repetirlo una vez más: No ha habido investigación que muestre que las nitrosaminas de los condones causan cáncer cervical o de pene.

Ni Hollender ni Jessica Arons, jefe de RHTP, han comentado respecto a la metodología del estudio, la evidencia de que algunas marcas contempladas en su estudio tenían cantidades indetectables de nitrosaminas, o sobre las consecuencias de la divulgación o la promoción del argumento “los condones contienen carcinógenos”.


Con la venta de condones viene un nivel innegable de responsabilidad. Mi trabajo, como el de muchos otros, es llevar a las personas a una mejor relación con los condones, lo que aumenta su uso constante y correcto.

El Marketing engañoso, la comercialización fraudulenta, usar el miedo como herramienta de marketing y la comunicación irresponsable hacen un daño a todos, especialmente a las millones de personas que dependen de los condones para proteger y garantizar su salud.

De acuerdo con la Fundación de la Familia Kaiser, ⅓ de los adolescentes estadounidenses creen que los condones son ”poco” o “nada” eficaces para prevenir un embarazo. De hecho, si son usados de manera constante y correcta, los condones ofrecen un 98% de efectividad. La longevidad de estas falsedades y concepciones erróneas demuestran lo difícil que ha sido promover el uso consistente del condón. Por lo tanto, es esencial que la información utilizada para promover los condones sea precisa y fácil de entender.

Las campañas basadas en el miedo son convincentes por naturaleza. Tweets y mensajes que provienen de un “nivel superior” muchas veces son suficientes para cambiar la opinión de las personas.

Las personas que no tienen el tiempo, inclinación o interés en investigar las reclamaciones detrás de las peticiones pueden simplemente optar por no usar condones por completo. Y eso es sin duda mucho más peligroso que los niveles insignificantes de nitrosaminas en los condones.

Como educadores de la salud, maestros, padres de familia y comunidades, tenemos que actuar. Este tipo de información errónea no puede — y no debe — destruir el trabajo que se ha dedicado en todo el mundo, desde hace décadas, para educar e impulsar el uso constante del condón, cambiar las actitudes en torno al tema y detener el estigma, la vergüenza y los mitos que a menudo impiden el consistente uso del condón.

Este artículo [link] fue publicado originalmente por mi gran amiga y partner in crime, Melissa White, CEO de LuckyBloke para Rh Reality Check, y con su amable permiso he realizado la presente traducción para informar a nuestro público de rubberit.co

Love,

May

    May Alba

    Written by

    May Alba

    @maycupcake / rubberit| Vital Voices| Fortune MPW| US State Department | Cherie Blair Foundation | 500Strong | Libertine100 | Spark Initiative | Global Shapers

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade