…estaba allí, inmóvil, callada, apoyada con ambos brazos en su armadura, dejando que la intervención sucediera,

Por aquel que primero la reconoció entre las varias miradas, y que más tarde cubrió de historias su ropaje, obligándola a hablar en distintas lenguas,

Acaso buscaba nuevamente al observador distraído para enamorarlo con su proporción no áurea, porque transgrede la naturaleza misma al imponerse con su arista curva, infinita…

@artbyazzato en Instagram
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mariella Azzato’s story.