Picsens — lecciones aprendidas

Hace tiempo que vengo con ganas de escribir mi primer post en Medium pero no encontraba un tema que me motive a hacerlo. Ahora sí, es un momento súper importante para mi y creo es ideal poder compartirlo con ustedes.

Espero le sirva a alguien. Creo rotundamente que compartir experiencias es de las mejores cosas que podemos hacer en vida.


Mi nombre es Diego Mazzone, tengo 26 años y soy de Montevideo, Uruguay.

Me gradué de Ingeniero en Informática en 2012 y en 2013 (luego de haber trabajado en varias empresas) decidí tirarme al agua y emprender.

Como varios de ustedes saben, emprender es complicado, pero no hay nada más lindo que vivir la experiencia.

Ahí nació Mitosys, una Software Factory que le daba “identidad” a esta nueva etapa. En 2014 lanzamos nuestro primer producto: Picsens.

Picsens es una plataforma que permite materializar recuerdos. El usuario, a través de Picsens, puede convertir fotos digitales en cuadros, cases para celular, foto-libros o imprimirlas en papel. Picsens conecta oferta y demanda. Provee de medios a usuarios finales para que hagan sus pedidos y cuenta con una red de proveedores expertos en el rubro que son quienes hacen el trabajo.

La idea era genial y funcionaba muy bien en otros mercados como Estados Unidos y Europa.

Decidimos presentarnos a da Vinci Labs para participar de un proceso de incubación y a la ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación) para acceder a un subsidio que nos permita co-financiar el proyecto.

Logramos ambas cosas, la incubación y el co-financiamiento.


La mayoría de las fotos que tomamos hoy en día están en el celular, fue entonces que comenzamos desarrollando aplicaciones nativas para iOS y Android para que los usuarios puedan crear sus pedidos y hacerlos desde allí.

En 3 meses teníamos una primera versión de Picsens en la mano de los usuarios. Los números eran buenos, teníamos bastantes descargas y las descargas se traducían en pedidos, de los cuales cobrábamos una comisión.

Esto nos impulsó a mejorar la plataforma en base a lo que pedían los usuarios y a seguir creciendo. Lanzamos entonces Picsens Web (para aquellos que tenían las fotos en la compu).

Logramos la atención de algunos medios e hicimos que Picsens acelerara su crecimiento.

Era entonces momento de conquistar nuevos mercados. Viajamos a Argentina a buscar proveedores. Logramos muy buena sinergia con uno de ellos y al tiempo ya estábamos operando en BsAs.


Crear — Medir — Aprender

2 libros marcaron fuertemente mi comienzo como emprendedor: "Lean Startup" de Eric Ries y "The Start-Up J Curve" de Howard Love.

Ambos hacen foco en el ciclo Crear-Medir-Aprender.

Todo lo que creamos debe ser medible y más importante aún, debemos saber qué hacer con esas métricas para saber cuándo debemos dar un giro en nuestro modelo de negocio (pivot).

El feedback de los clientes de Picsens era muy bueno. Teníamos una excelente tasa de descargas/pedidos realizados y a su vez cliente recurrentes.

Aún así, no lográbamos masa crítica que nos permita ser autosuficientes.

Pivoteamos muchísimas veces, por ejemplo:

  • Compramos una impresora térmica para procesar los pedidos con envío a domicilio y de esta manera tener un mejor margen.
  • Habilitamos pagos online, pagos al momento de retiro, y envíos a domicilio.
  • Pasamos a un esquema de un proveedor por rubro por país para poder centralizar precios y ofrecer un servicio más transparente al usuario.
  • Aumentamos la cartera de productos que ofrecíamos con Picsens.
  • Variamos precios

Sin embargo, seguíamos sin poder acelerar el crecimiento.

Nos dimos cuenta que los modelos b2c (business to customer) son complicados, más aún si lo que se ofrece es un bien tangible.

No quiero decirlo como una verdad absoluta porque no lo es, pero los modelos b2c necesitan de mucho dinero o de un producto que la gente realmente “necesite” o sea súper innovador. De lo contrario, el “adquirir” esos clientes es muy costoso. Más aún si lo que se brinda es algo que la gente compra “cada tanto” y en ese “cada tanto” el cliente tiene que recordar lo puede hacer con tu producto.

Nuestro principal canal para adquirir nuevos clientes era Facebook e Instagram. Decidimos entonces contratar una agencia de marketing que nos lleve adelante las redes de una forma más profesional y generando contenido día a día. El trabajo de la agencia fue excelente y se logró gran interacción con los usuarios. Sin embargo, seguíamos sin aumentar considerablemente el volumen de ventas.

Nos encontramos con otro desafío: barrera geográfica.

Teníamos una plataforma excelente desde el punto de vista técnico:

  • app iOS
  • app Android
  • app Web
  • backoffice de gestión
  • coordinación de envíos
  • pasarela de pagos

Sin embargo, teníamos un gran problema: el desembarco en otros países era un proceso súper complicado.

Nosotros cobrábamos al usuario final y luego pagábamos a los proveedores descontando una comisión. Ese modelo era muy difícil de llevar a otros países ya que para la estructura que teníamos, la facturación en otros países era un dolor de cabeza.

b2b (business to business)

Haciendo una retrospectiva con el equipo llegamos a algunas conclusiones:

  • Somos muy buenos en lo técnico y creamos una excelente plataforma
  • Los usuarios de Picsens están contentos con el producto
  • No supimos traccionar y generar masa crítica

Era momento entonces de hacer otro gran pivot.

En eso estamos ahora, estamos reconvirtiendo Picsens migrando de un esquema b2c (business to customer) a b2b (business to business).

¿Qué implica esto?

Lamentablemente vamos a tener que dar de baja el servicio que hasta ahora estábamos brindando.

Vamos a fortalecer la plataforma y comercializarla con empresas del rubro.

Nuestro desafío de que cada vez más personas puedan materalizar sus recuerdos de una manera fácil y sencilla sigue estando, solo que ahora desde otro lugar.

Estamos brindando la posibilidad a empresas de impresión y sublimación de que cuenten con toda la plataforma que hemos desarrollado.

Ahorramos un montón de trabajo manual a las empresas para que se dediquen a producir y facilitamos las vías a los usuarios para que creen, editen y hagan sus pedidos.


El equipo

Nada de esto hubiera sido posible sin el excelente equipo que día a día trabajaba para brindar un mejor servicio, es por ello que quiero agradecer especialmente a Bruno Frachia y Guillermo Franco por el excelente trabajo en Picsens.

Extiendo el agradecimiento a Fundación da Vinci, ANII, CoWork, NEXO, CUTI, Uruguay XXI, DVelop Software Solutions (quienes me apoyaron y formaron parte de todo esto), familia y amigos.


Lo aprendido en este último tiempo es invaluable. La experiencia de haber pasado por todo esto me abrió la cabeza y me permitió ver con otros ojos las cosas.

¿Fue un fracaso? Para nada. Es cierto que no logramos traccionar, aún así brindamos un muy buen servicio y desarrollamos una excelente plataforma. Lamentamos tener que bajar el servicio, pero sepan que seguimos, desde otro lado, trabajando para que sus recuerdos sean inmortalizados en experiencias tangibles :)


Contacto

Si estás leyendo esto y querés ponerte en contacto, podés escribirme a diego@picsens.com, estaré feliz de conversar contigo :)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.