Comunidades en América Latina

Este mes se cumplen 8 años de mi trabajo en comunidades de emprendedores y tecnología en américa latina y que mejor para celebrar que en el summit regional de la comunidad mas grande del mundo, en la que ya llevo trabajando 5 años.

Este año el summit regional de Techstars fue en Santiago de Chile, y líderes de comunidad de todos los países se reunieron junto a los facilitadores globales y regionales, partners y el equipo de Techstars.

Compartimos muchísima experiencia. Dado que soy de los mas viejos, tengo la suerte de conocer a la mayoría y de contar con grandes amigos entre ellos, de muchos lugares diferentes del mundo.

Uno de mis objetivos principales era, nada mas y nada menos que despedirme, no de ellos, si de facilitar en América Latina, luego de +veintitantos Startup Weekends (Buenos Aires, Lima, Córdoba, Cochabamba, Mendoza, Rosario, Manizales {mega x2} , Guadalajara {world}, Pachuca) y varios summit globales y regionales (Rio, Las Vegas, Manizales, Santiago) estoy entre los que mas han hecho esto en latAm (da ventaja ser de los primeros/viejos) porque cuando comencé eramos, muy, muy poquitos…

El otro, el de siempre, hablar sobre las comunidades en América Latina (que es donde tengo experiencia) luego de construir, apoyar y empujar comunidades en mas de 60 ciudades en 16 países, puedo decir que de esto algo entiendo (aunque sigo aprendiendo)

De esto les quiero contar, mas que nada a los emprendedores.

Hacer eventos, no es tener una comunidad.

Muchos confunden un evento o una reunión de emprendedores con una comunidad, y la lógica es realmente la inversa.

Cuando existe una comunidad, la creación de eventos y experiencias es una herramienta genial para facilitar el intercambio y las interacciones, compartir el conocimiento, hacer negocios, crear lazos fuertes y verdaderos. Pero hacer un evento, no te transforma automáticamente en iniciador de una comunidad.

Que se necesita para comenzar una comunidad?

Un Objetivo común

Lo fundamental para comenzar una comunidad es encontrar un objetivo común. Muchas veces se confunde esto con reunir personas con perfiles similares, lo cual no esta nada mal, pero la realidad es que la heterogeneidad da comunidades mas interesantes, pero es mas difícil de sostener.

Considerando que las personas pueden pertenecer y participar en diferentes comunidades a la vez, muchas veces esos cruces generan nuevos espacios super ricos.

Para darles un ejemplo concreto, el objetivo de PalermoValley fue poner a la ciudad en el mapa de la Tecnología mundial. Y luego de comenzar una red que llegó a tener +60 ciudades en toda américa, desde NYC hasta el sur de Argentina, y ver nuestro trabajo en mas de 12 reportes mundiales, creo que un poco lo logramos…

Previsibilidad

Parece absurdo, pero que la gente sepa que esperar y como funciona, cuando se reúnen, como colaborar, etc. hace a la comunidad tal.

Recurrencia

La recurrencia es algo que pocos tienen en cuenta, creo que es una de las claves de la diferencia entre los que hacen eventos y quienes crean o promueven comunidades. Tener espacios y herramientas de interacción, que se puedan utilizar con asiduidad y recurrencia es fundamental para asegurar dinámicas de comunidad. El golpe de efecto del evento enorme de única vez, puede ser genial a la vista, pero difícilmente detrás de eso encuentres una comunidad, o mejor dicho, si existe no es a tal efecto (existía antes y existirá después, sin ese derroche) y quiero ser claro, aplaudo a los grandes eventos porque se lo difícil que es hacerlos (es que, son dos temas diferentes)

Si hacer eventos es tu forma de construir (acercar) a la comunidad, planea eventos replicables, predecibles y recurrentes. No pierdas de vista el objetivo comun. Preguntate mil veces, ¿qué es …? hasta que lo tengas bien claro.

Construí un plan, al menos anual, reuní a un equipo, trabajá duro. Compartan lo que saben y lo que aprendan.

La comunidad es de todos

Si realmente hemos construido una comunidad. La comunidad es de todos. Y si, claro que suena obvio, pero muchos lo pierden de vista. He escuchado muchas veces hablar de la comunidad como un bien propio, que se compra o se vende, que se manipula… y eso no es real… (o nunca trabajaste en una comunidad)

Existen líderes de comunidad, siempre vas a encontrar personas que empujan una comunidad, pero no son los dueños. {La comunidad es de todos…} Y por otro lado, y fundamental, a ser líder no te enseñan, y uno no decide ser líder, los demás te eligen y te siguen. Y lo logras dando el ejemplo y trabajando duro, si no te ven trabajar, pensar y apasionarte, raramente te sigan…

Solo se trata de personas

La comunidad no son los eventos. Cada vez lo veo mas claro. Ejemplos como el de Argentina son concretos. Comenzamos antes en LatAm, a trabajar en internet y a reunirnos en comunidades de emprendedores tech, y en un momento no hace tantos años, hubo una distorsión. Confieso que lo primero que pensé; luego de ver que se atomizaban los espacios, y que podías encontrar muchísimos eventos pero muy pequeños, y que vi a diferentes actores del ecosistema intentar adueñarse de las comunidades (o al menos decirlo) o negarlas (antes de nosotros no había nada, me dijo alguien una vez); es que la comunidad había muerto, en su ciclo natural…

Luego mas tranquilo y tambien mas maduro, veo a la comunidad (la real) reunirse 1:1 en los cafes, emails, whatsapp, +HO, Skype y de mil otras formas… estamos acá, todos seguimos conectados… y extrañamos el espacio común, pero no ha muerto…

StartupWeekend es una muestra increible de ello tambien, pero goza de buena salud. +90 personas nos reunimos en estos días a trabajar para mejorar, y muchos esperabamos que nos dijeran que hacer con nuestras comunidades, ahora que techstars (ya hace 1 año) compró UP Global (StartupWeekend, StartupDigest, Startup Next, Startup Week) y tarde en entenderlo, pero David Brown nos dijo algo increíble “ustedes nos tienen que decir que hacer, nosotros solo queremos que sigan haciendo lo que hacen que es genial…” y ahi fue muy claro, la empresa compró los programas, las herramientas, pero la comunidad, la comunidad somos nosotros… las personas. Nos toca elegir como seguir…

es casi como en ciudades invisibles (que siempre se me ha hecho tan gráfico)

Las redes sociales no nacieron con Internet, las comunidades tampoco, pero nuestras nuevas herramientas potencian nuestras capacidades (esa es la tecnología) Las comunidades tienen ciclos, como todo, nacen, crecen y mueren, entender como renovar esos procesos es una de las claves, escuchar atentamente que necesita la comunidad es la otra. Esto nos permite crear las experiencias, las interacciones y el contenido. sigamos trabajando en eso…