HE VUELTO

Queridos, queridas: ha llegado el momento de explicaros qué ha pasado

Me recordaréis de episodios anteriores como aquella loca enamorada de su pareja que se fue a vivir a otro país. La vida me sonreía.

Ja.

Todo era fantástico y maravilloso. Nos íbamos a vivir juntos. A crear nuestra historia, por maldito fin, joder.

Repito: ja.

La vida tiene magníficas sorpresas preparadas. Voy a empezar por el principio. Por lo difícil. Por lo que todos os oleréis. Por la rutina.

La rutina de pareja existe. No son los padres. No es un invento neoliberal, ni una excusa moderna. Está ahí. Y es muy peligrosa.

La rutina nos atacó a mi pareja y a mi poco después de Navidad. Y no hemos sobrevivido. Ahora somos amigos de esos que toman juntos el café de las 3 y la caña del viernes. Los cinco años de precoz relación han quedado reducidos a una anécdota, surrealista, pero bonita.

Estos meses me he liberado. Y soy jodidamente feliz.

Tengo mil historias que contaros.

He vuelto para quedarme.

Andi

xxx

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.