Refugiados de la primera guerra de los Balcanes

El experimento Facebook ha fallado. Volvamos atrás.

He entrado en Facebook hace un momento. A simple vista, la lista de mensajes del inicio es totalmente irrelevante para mí. Si sigo hacia abajo puedo encontrar 4 historias que realmente me importan, de una lista de alrededor de 30. La página más importante de Facebook tiene más de tres cuartas partes de contenido absolutamente inútil.

Sorprendente. Facebook es una empresa con un gran número de personas con talento. Ellos saben mucho sobre mí. Sin embargo, su producto se parece a uno de esos buzones lleno de spam de los años noventa.

El problema es la funcionalidad “Compartir”. Es lo más fundamental en Facebook, y se ha corrompido por completo.

Compartir de forma indiscriminada

Mientras que la red social es similar, en cierta manera, a las relaciones del mundo real, la forma de compartir artículos en Facebook está completamente desconectada de la realidad. En el mundo real, usted no tiene la información que necesita para compartir con todas las personas que conoce.

Pero así es como funciona en Facebook, a menos que sea de los que se salta unos cuantos aros, haga listas y comparta de forma selectiva.

Facebook empeora a medida que lo utiliza

A medida que se usa Facebook más, se empieza a acumular amigos. Te conviertes en parte de los grupos. Terminas diciendo en Facebook más y más sobre lo que te gusta y tus preferencias. Pero, por su diseño, cada conexión o "me gusta" es una oportunidad para que las actualizaciones de un tercero entren en la lista de historias que se le muestran.

Después de un periodo de uso activo, tendrá demasiados amigos, grupos y páginas que pueden conseguir “colocar” sus historias en su página principal.

Los bocazas ahora tienen megáfonos gigantes

Como todo el mundo está en Facebook, se puede esperar que la plataforma refleje de alguna manera el comportamiento de la sociedad en general. En el mundo real, sin embargo, las opiniones de las personas sólo tienen un alcance limitado.

Facebook es “la tierra prometida” de laspersonas a las que les encanta hablar, pero no tienen nada que decir. Es una red que no se preocupa por la originalidad o la calidad del contenido. En el tiempo que se necesita para crear algo original, se pueden compartir docenas de cosas.

Igual que sus funcionalidades, los algoritmos de Facebook son estúpidos. Comparte más y serás más popular. La original está condenada.

Estafadores de las Redes Sociales

El Marketing en Redes Sociales es un gran negocio. Al igual que el SEO y el SEM, el Marketing en Redes Sociales funciona haciendo del sistema un juego activo. Mientras que Google intenta afanosamente sabotear a los estafadores en SEO, Facebook fomenta un comportamiento que reduce la calidad general de los contenidos en la red.

La publicidad en Facebook funciona así: “impulsa” el grado potencial de spam de un “me gusta” a niveles superiores. Un “me gusta” en un producto o servicio supone una referencia de valor que no sólo es visible para la persona que ha hecho el “me gusta”, sino también a sus amigos.

Inevitablemente, hay toda una industria que trabaja sin parar en la creación de baja calidad, en hacer contenido emocionalmente atractivo que haga a los usuarios incautos hacer “me gusta”.

No hay solución. Se acabó.

La cosa es que esto no son fallos accidentales en Facebook. Estas son sus características y funcionalidades.

Un Facebook ideal habría sido un directorio de personas y sus conexiones. La gente podría enviar mensajes al resto, crear actualizaciones de texto e imágenes.

Al final, hay mucho que aprender de este experimento social masivo. Por ejemplo, que su círculo de amigos y sus acciones impulsivas, como los “me gusta” no ayudan a predecir lo que usted desea leer. Compartir de manera indiscriminada es una mala idea. Una gran red social no es la mejor manera de encontrar información.

Tenemos que volver a las comunidades más pequeñas. Donde la gente no se pierda entre la media mediocre de las grandes redes. Ahí es donde florecen las ideas.

Ese viaje ha comenzado.