Inmigración deliciosa (Parte 2)

En los últimos años, Medellín, y Laureles en particular, han experimentado un notable aumento en su escena de restaurante; Hay más, mejores y diferentes lugares de buena calidad para comer. Algunos de estos nuevos negocios son dirigidos por extranjeros.
Continuando esta serie, veremos quiénes son, cómo y por qué el vino a la ciudad y nos dirán sobre la experiencia que quieren ofrecer.

AY WEY!

Bruno Castro es historiador y cocinero mexicano. Está radicado en la ciudad de Medellín hace par de años e inició su restaurante Ay Wey! hace poco más de un año. Es un pequeño y acogedor local donde ofrece preparaciones clásicas de la cocina mexicana. Su especialidad es la carne al pastor que se sirve en tacos, burritos o chilaquiles. Así mismo, en su local ofrece un delicioso café que se puede acompañar de conchas, cocol y otras preparaciones de la panadería mexicana.

1. ¿Por qué se instaló en Medellín? ¿Cómo fue la experiencia?
Si se le compara con el DF, ésta es una ciudad pequeña, que tiene un calor humano que invita a la plática, a compartir un tinto y también, porque no, a la rumba.
2. ¿Conoce la comida típica regional? ¿Qué opina de ella?
Me encantan, el mondongo y la bandeja paisa, sobre todo cuando se puede conseguir completa.
3. ¿Qué dificultades ha encontrado para el desarrollo del negocio?
No han existido grandes dificultades para el desarrollo del negocio. Tal vez haga falta un buen lugar para que los clientes puedan estacionar el vehículo.
4. ¿Cómo ha sido la respuesta del público?
Durante el año que hemos tenido el local, hemos tenido una buena aceptación, e incluso tenemos nuestra clientela fiel, que siempre regresa.
5. ¿Qué le hace falte del lugar de origen?
Ciertos ingredientes como el chile, o el maíz nixtamalizado para la tortilla. Igual las flores y las plantas para cocinar hacen falta, para lograr un sabor auténtico.
6. ¿Por qué debemos visitar el local?
En Ay Wey! tratamos de presentar la cocina mexicana, tal como es, sin mezclas o fusiones; partiendo desde cero y buscando ese sabor auténtico propio de la Ciudad de México, que pueden encontrar en toda mesa mexicana.

FULL ARABE

Desde Venezuela llega esta propuesta innovadora cargada de sabores exóticos. Zahia Saab y su madre, Samira, son dos empresarias gastronómicas de ascendencia libanesa, con varios años de experiencia en su Venezuela natal, que hace algunos meses abrieron las puertas de éste restaurante familiar, con una propuesta de comida sana, variada, 100 % natural y muy libanesa. Dentro de preparaciones, entre las que se tienen opciones vegetarianas, se destacan el Shawarma y el Full árabe, un plato para compartir con doce sabores diferentes.

1. ¿Por qué se instaló en Medellín? ¿Cómo fue la experiencia?
La situación en Venezuela es muy compleja, en términos seguridad. Por ello se decidió buscar otros horizontes. Nos habían recomendado Medellín; es una ciudad bonita que está en pleno desarrollo y hay un crecimiento de su oferta turística por lo que se decidió traer este producto innovador.
2. ¿Conoce la comida típica regional? ¿Qué opina de ella?
En general son sabores que vale la pena experimentar. La bandeja paisa es muy sabrosa. Por otra parte, el antioqueño es algo tímido para descubrir sabores nuevos, que quizás aún no conoce muy bien.
3. ¿Qué dificultades ha encontrado para el desarrollo del negocio?
Hubo mucho apoyo de parte de la gente local, lo cual facilitó la apertura del negocio
4. ¿Cómo ha sido la respuesta del público?
Se ha tenido buena aceptación, con la gente de Medellín y en especial de los turistas, a quienes les llama mucho la atención. En el tiempo que se lleva trabajando, es muy poco el porcentaje de clientes que no han quedado totalmente satisfechos.
5. ¿Qué le hace falte del lugar de origen?
Venezuela, es un país con una historia de inmigración de gentes de muchas partes del mundo y es fácil conseguir productos que en Medellín no los hay. Por suerte, existen proveedores en Barranquilla con quienes se consiguen buenos productos como especias o tahine, por ejemplo, a buen precio.
6. ¿Por qué debemos visitar el local?
Es un restaurante atendido por sus propios dueños, eso significa que hay muy buena atención. Se ofrece una nueva experiencia de productos naturales y sabores exóticos en un lugar acogedor y tranquilo.
Like what you read? Give Laureles2eat a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.