Optimización SEO, 12 consejos para posicionar en Google

12 consejos para poscionar en Google

La importancia de la optimización SEO

El SEO es un elemento fundamental en las estrategias de posicionamiento online actuales. Si se quiere atraer visitantes a su web es fundamental que lleve a cabo una estrategia de optimización SEO adecuada.

El SEO son todas aquellas acciones para posicionar el sitio web en las primeras posiciones de los motores de búsqueda. Dependiendo de donde se realicen las acciones, se distingue entre SEO on page y SEO off page.

Además, en función de cómo sean de lícitas las acciones realizadas, se distingue entre Black, White y Gray Hat SEO. Las acciones de Black Hat SEO están muy penalizadas por Google aunque son las que más rápido posicionan. El White Hat SEO, aunque tarda más en posicionar, es seguro y legal. El Gray Hat SEO está en un punto intermedio entre ambos.

se describen más en profundidad los tipos de SEO, exponiendo medidas para llevarlos a cabo o evitarlos.

Cuando se realiza una optimización SEO, es recomendable empezar por el SEO on page. La razón es que es más sencillo detectar, controlar y corregir los factores influyentes en el posicionamiento.

Optimización SEO

3 herramientas básicas para una auditoría SEO

Actualmente existen múltiples herramientas que pueden facilitar la detección de problemas en una estrategia de optimización SEO. La mayoría suponen que el usuario deba desembolsar una cantidad de dinero para poder utilizarlas. Sin embargo, Google cuenta con una serie de herramientas gratuitas que conjuntamente permiten realizar una optimización SEO en mayor o menor medida.

Google Search Console: Es fundamental en cualquier proyecto web a realizar. Los datos que proporciona provienen directamente de Google. A nivel de SEO permite detectar enlaces con errores 404 o las keywords usadas para encontrar la web. También permite indexar las nuevas páginas más rápido.

Google Analytics: Permite obtener información sobre los visitantes de la web y su comportamiento en la misma. Con Google Analytics es posible determinar el perfil de los clientes o que páginas tienen mayor acojida. También permite saber cuál es la fuente que más tráfico atrae a la web. Además, permite crear eventos para medir el rendimiento de una campaña y vincular las cuentas de AdWords y Search Console. Todos estos elementos conjuntamente convierten a Google Analytics en una de las herramientas gratuitas de SEO más completas. En la siguiente se encuentra información adicional sobre las posibilidades que ofrece esta plataforma.

Interfaz de Google Analytics

Búsqueda de Google: La búsqueda de Google también puede utilizarse a nivel de SEO. Gracias a ella es posible saber qué términos busca la gente junto con la propia empresa. Esto es especialmente útil de cara a una estrategia de keywords en tanto que es posible saber el contenido más atractivo para los visitantes. También es posible hacer una consulta de sitio para saber si todas las páginas están indexadas correctamente.

Además de estas herramientas, también existen páginas webs como o que realizan una breve auditoría SEO. A veces estas webs pedirán al usuario que deje algunos de sus datos para descargar el informe de resultados.

12 consejos para la optimización SEO de una web

A continuación se describen varios aspectos a comprobar de cara a una adecuada optimización SEO del sitio web.

Consulta en el sitio con Google: Permite comprobar si una URL se encuentra indexada. Para ello basta con escribir “Info:” o “Site:”. En caso de que la URL no se encuentre indexada, hay que comprobar que el sitio contiene enlaces internos a la url y a continuación indexarla al índice de Google a través de la search console.

Uso de “info:” para comprobar un sitio web

Revisar el archivo robot.txt: Es un archivo que recupera Googlebot antes de rastrear un sitio. Con este archivo es posible controlar qué páginas rastrearán los bots, aunque se recomienda que el bot rastree lo máximo posible de cara a una rápida indexación. Para comprobar el correcto funcionamiento del archivo hay que comprobar que se encuentra en la raíz del directorio y no aparecen escritas ninguna función de denegación.

Comprobar el sitemap: El sitemap informa a Google de todas las URL que componen el sitio web. La mayoría de los CMS permiten la creación del sitemap, aunque existen sitios como Google Search Console que también lo hacen. Si se detectan errores en el sitemap conviene corregirlos lo antes posible. Si no se dispone de un sitemap es necesario crearlo ya que facilita la tarea de indexación. En la se ofrece información sobre los tipos de CMS actuales y su importancia para un negocio digital.

Usar Google Analytics para comprobar el funcionamiento de las URL: A través de los datos obtenidos por Google Analytics, es posible detectar problemas con las páginas o qué contenidos son más atractivos. Una página con una baja tasa de rebote y una duración de tiempo medio elevada puede indicar que el contenido presentado es atractivo para el visitante.De la misma forma, páginas con una alta tasa de rebote puede ser indicativo de que algo no está bien.

Etiquetas canónicas y paginación: Las etiquetas canónicas se emplean para decirle a Google que existe una web con un contenido original. Dicha etiqueta es especialmente útil cuando existe contenido duplicado ya que Google solo indexará la web con la etiqueta canónica. No obstante un mal uso de la misma hará que el contenido siga presente y el contenido se canibalice. La sintaxis de la etiqueta canónica es rel=”Canonical” y se utiliza en el header de la página. En caso de disponer de una web con varias páginas, puede usarse la paginación para indicarle a Google que existen varias páginas. En este caso Google priorizará la primera página sobre las demás. Con las etiquetas rel=”next” y rel=”prev” se puede realizar la paginación.

Ejemplo del uso de la etiqueta canónica

Comprobar si la web es mobile friendly: La tendencia hacia un cada vez mayor uso de los teléfonos móviles ha dado lugar a que se priorice el diseño orientado a estos dispositivos frente a la versión de escritorio. Por esta razón, es necesario a día de hoy que la web cuente con un diseño responsive que se adapte al dispositivo que acceda a la misma. Para facilitar la tarea de optimizar la web, Google ofrece una herramienta gratuita, “”.

Comprobar los elementos de la web: De cara a una optimización SEO de la web, es necesario revisar todos los elementos que la componen. Cada uno se rige por unas normas de SEO, y un mal funcionamiento en uno basta para que se genere un efecto de bola de nieve que termine perjudicando al SEO del sitio web. Los elementos a considerar revisar son:

  • Títulos y encabezados. Los títulos y encabezados son un elemento fundamental para una página web en tanto que clasifican el contenido. En cuanto a los aspectos relevantes al SEO en los títulos y encabezados, hay que comprobar que los títulos y encabezados no sobrepasen los límites de caracteres, contengan la frase o palabra clave al principio (ya que es por lo que se va a posicionar) y que contengan la etiqueta <Hn> adecuada. Dicha etiqueta puede encontrarse entre <H1> y <H6>. En la página solo debe existir un H1 y a partir del mismo proceder en orden descendente en función de las secciones y los subtítulos.
  • Metadescripciones: Su función es explicar en unas pocas líneas lo que el usuario se va a encontrar en el link. Para una adecuada optimización SEO no deben sobrepasar el límite de caracteres. Lo descrito debe coincidir con lo que existe en la web y cada página tiene que tener una metadescripción diferente.
  • Imágenes: Es necesario que todas las imágenes tengan el atributo alt en el código. Dicho atributo debe incluir una breve descripción de lo que se ve en la imagen. Así, si una persona carga la web desde un navegador que no puede cargarla bien o entra una persona invidente con un lector de webs, se podrá saber qué sale en la imagen gracias a la descripción.
  • Seguridad: Es necesario comprobar que la web cuente con el certificado de seguridad SSL. Una web que no disponga del mismo será altamente penalizada por Google a nivel de SEO.
Elementos de una web.

Revisión de las URL: Cuanto más corta sea la URL mayor será la facilidad para el usuario de compartirla. Además, si una URL tiene errores puede generarse un efecto de bola de nieve que puede perjudicar la experiencia de usuario.

Tiempo de carga: El tiempo de carga se ha convertido en un elemento clave en la optimización SEO. La web debe cargar lo más rápido que se pueda, así se evitará un incremento de la tasa de rebote. Para medir la velocidad y saber cuáles son los puntos que se deben mejorar en una web te ofrecemos 3 herramientas imprescindibles:

Inclusión de un Blog: Vincular un blog a la web donde periódicamente se publiquen contenidos interesantes para el público está muy valorado por Google. Muchas empresas que han empezado a crear contenidos a través de un blog de la empresa han visto incrementado su tráfico y posicionamiento SEO notablemente.

Evita contenido duplicado: El contenido duplicado siempre existe cuando se puede acceder al mismo contenido en distintas URL. En consecuencia, Google ya no puede determinar que URL es más relevante y se creará un solapamiento de las keywords . Google entonces evaluará ambas y decidirá cual se ajusta mejor a la consulta realizada. Esto provoca que se muestren URLs con contenido poco relevante en lugar de las que tienen contenido importante. Las etiquetas canónicas, los redireccionamientos 301 o el uso del “noindex”/”nofollow” pueden solucionar el problema.

Cuidado de la redacción: Es necesario cuidar la redacción de los textos de la página web. Una redacción cuidada permitirá una mejor comprensión por el visitante y facilitará la lectura. Algunas consideraciones a la hora de redactar pueden ser:

  • Evitar párrafos que contengan frases consecutivas que empiecen por la misma palabra.
  • Redactar párrafos de no más de 150 palabras,
  • Crear secciones acompañadas de subtítulos de no más de 300 palabras.
  • Usar la voz pasiva con frecuencia
  • Emplear conectores
  • Escribir frases cortas, de no más de 20 palabras.
  • Los títulos que se creen deben tener una extensión de entre 58 y 82 caracteres.
  • Las metadescripciones creadas deben tener una extensión de entre 121 y 156 caracteres.
  • La palabra o frase clave por la que se quiera posicionar debe ir tanto al comienzo del título como en el primer párrafo.
Cuidar la redacción es muy importante en el SEO

lleva a cabo para negocios online. Además, el gestor de contenidos para medios digitales , crea publicaciones y noticias optimizadas a nivel de SEO. De esta forma sus usuarios no deben preocuparse de optimizar su contenido. Si una empresa busca aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda, le ayuda a lograrlo.

Originalmente publicada en el 31 de diciembre de 2018.

MediaRoom Solutions

Written by

Empresa de soluciones tecnológicas. #CMS desarrollado por y para #periodistas. Desarrollando Quevedo, software de IA seleccionado por @GoogleNewsInit