Cómo NO promocionar tu evento

Se entiende que el NO en mayúsculas es lo que se quiere recalcar. Pues vamos a ello.

Lo primero: no lo pongas en tu web. Porque si la gente lo va a buscar en Google, para qué va a ser lo primero que vean en tu web. No merece la pena.

Lo segundo: ten la piel fina, muy fina, extremadamente fina, que el papel de fumar a tu lado sea cartón. Así podrás responder de manera borde a todas las críticas que te hagan, pero luego asegúrate de borrar todos los comentarios, que no se estropee ese halo de cool que tienes, a pesar de que muy poca gente habla bien de ti.

Por supuesto, y como tercer punto, entiende como crítica destructiva cualquier sugerencia que te hagan. Porque a ver si los demás van a saber más que tú, sobre todo cuando ya llevas no sé cuántas ediciones y las quejas son las mismas: espacio pequeño, incremento en el coste de las entradas, gestión muy poco profesional, leads que no se cierran en la vida… y, por supuesto, bloquea todos los comentarios, no sea que te vayan a dar las gracias por hacer un, en líneas generales, trabajo decente.

Como cuarto punto, utiliza el rollo pasivo-agresivo para atacar a todo el mundo que haga alguna crítica al finalizar el evento. Pero hazlo de manera sibilina, algo así como oye, qué pasa con esto y cuando te den sus razones di cosas como no tenéis ni puta idea, niñatos. Por supuesto, esto hazlo sin identificarte en Facebook, porque para qué vas a poner tu nombre real en Facebook cuando tienes un nombre de guerra.

Y, como último punto y traca final, demuestra que lo de leer no es lo tuyo poniendo mal la URL de compra de entradas. No sea que luego te vayan a criticar por el precio de las entradas si no se pueden comprar, mejor que te critiquen porque no se pueden comprar las entradas. Y, de regalo, tampoco pongas la URL correcta por ahí, sino la de una búsqueda, que tenga que dar más pasos la gente.

Ticketea no va a hacer publicidad por ti si no pones bien la URL

Lo mejor que puedes hacer es mezclar todo. No cometas uno o dos o tres errores. Comete todos los errores. Pero empieza por el segundo, el de la piel fina. Que es el que te ayudará a que todo vaya como la seda. Porque tener visión de negocio no significa que se sepa montar negocios.

Like what you read? Give José Esteban Mucientes Manso a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.