Un día de retiro

En Icalia Labs creemos que el verdadero valor de la empresa está en la gente, en la forma de trabajar, en las interacciones diarias, en las costumbres y rituales; en todo aquello intangible que constituye nuestra cultura. Por ello dos veces al año detenemos todas las actividades operativas para retirarnos a un lugar lejano a reflexionar en lo que somos, en nuestros valores, en lo que nos falta para ser mejores personas, más eficientes y ofrecer más a los clientes.

El pasado 12 de abril tuvimos el primer retiro del año. Después de revisar los logros obtenidos del primer trimestre y las metas para el segundo, dedicamos tiempo a incrementar conocimiento interpersonal, ya que hay miembros de recién ingreso a la empresa.

Luego trabajamos el tema de la confianza, porque sin ella no hay nada. Es la base para compartir opiniones, resolver conflictos, comprometerse, dar resultados. Pero, ¿Qué es la confianza? Nosotros preferimos experimentarla más que hablar de ella.

Como correr con los ojos vendados o dejarte caer de espaldas con la plena seguridad de que ahí están un conjunto de personas para protegerte, para cuidarte, que harían cualquier cosa para que no te lastimes. Porque la confianza es eso, es la experiencia de saber que puede expresarte sin miedo a la censura, al juicio, que serás escuchado y puedes conectarte de manera verdadera con tus compañeros de trabajo.

“No es fácil” dijo alguien, “antes de lanzarte sientes miedo, el estómago se te hace chiquito, pero una vez que te sueltas puedes disfrutar la sensación de perder el control total y no importa, hay alguien ahí en quien confiar. Lo mismo sucede en los proyectos, puedes delegar tareas y quedarte tranquilo.”

Carls Jung hace más de sesenta años explicó los Arquetipos como imágenes ancestrales cargadas de energía del inconsciente colectivo, que hacen presencia en sueños, mitos, leyendas, etc. Ese día en la tarde todos nos maquillamos, hicimos collares de “poder”, “gritos de guerra” al son del tambor, con esta actividad lúdica honramos al arquetipo del guerrero, simbolismo del hombre que pelea para enfrentar los retos de la vida. Curiosamente Icalia significa en Náhuatl “luchador”.

Dos dinámicas pusieron a prueba el trabajo en equipo de los Icaliers; el primero: salir de un cerco de tres metros cuadrado sin poder tocar la cuerda a una altura de un 1.10 mts. y la segunda subir un aro a tres mts. de altura sin tocar el asta.

En ambas actividades el equipo mostró un serio compromiso por cumplir la meta, sensibilidad y sacrificio por los compañeros.

En ocasiones nosotros mismo no nos permitimos recibir ayuda y parte de esta actividad nos permitió experimentar que la responsabilidad es compartida. Nos dimos cuenta de lo importante que es poner de nuestra parte para que el proceso de organización sea más eficiente y productivo, para así lograr el objetivo.

Al final, al expresar el sentir de trabajar en icalia todos dijeron de una u otra forma: “ Gusto y orgullo de pertenecer a este equipo”.

Y como la convivencia no puede faltar en el equipo al final gozamos de una carne asada, alberca y música para relajarnos.