Aquel que quiere permanentemente «llegar más alto» tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo

Sólo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Sólo la casualidad nos habla. Tratamos de leer en ella como leen las gitanas las figuras formadas por el poso del café en el fondo de la taza.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated melancholycal nymph’s story.