Image for post
Image for post

Los juegos me dan la vida. Los juegos nos energizan, nos hacen reír, nos divierten, nos permiten tomar consciencia y ¡aprender! Supongo que por eso desde que los descubrí no los solté.

Aclaro: siempre alguien me pregunta dónde puede encontrar los juegos y mi respuesta es «te la debo». Por eso esta vez voy a hacer un esfuerzo de ponerlos por escrito. Dicho esto: bienvenido todo comentario / sugerencia para mejorar este tipo de explicaciones. ¡Estoy debutando!

En este post te voy a contar dos juegos que usé esta semana en una charla de una hora y para más de 150 personas. El objetivos de los juegos era trabajar con el modelo de aprendizaje: ver qué nos pasa como aprendices y formadores. El desafío estaba en esos dos datos: no tenía tiempo y era demasiada gente. …


Image for post
Image for post

Esta semana tenía que dar una charla sobre Agilidad para la Red de Formadores del Banco Galicia. O eso fue lo que pensé en un principio. Sin embargo, hace dos semanas nos reunimos con el equipo de Gestión del Capital Humano y resultó que… ¡necesitaban otra cosa! En el Banco llevan tiempo trabajando con un gran equipo de coachs ágiles y la labor de sensibilización sobre Agile ya está hecha.

Ese día dijeron una frase que me quedó dando vueltas en la cabeza:

Solo me quedó decir amén (y eso que yo no soy religiosa ni católica). Había que recalcular. …


Image for post
Image for post

Aclaración número 1. 7 de cada 10 personas no están motivada con su trabajo. Suena y resuena que algo no está funcionando muy bien. Aclaración número 2. Hablar de líderes ágiles requiere hablar de motivación (este es un post que nace del anterior).

Hace unos años (más de 4 ya), un libro me voló la cabeza. No recuerdo quién me lo recomendó, si recuerdo cuándo lo leí. El libro era “La sorprendente verdad acerca de lo que nos motiva” de Daniel Pink y fue un gran compañero de aventuras en un viaje a Oporto. Nadie había sido tan claro como Pink demostrando que los dos conceptos más oídos en la (¿triste?) historia de la motivación estaban pasados de moda. …


Mañana de sábado con lluvia y sueño. Algunos valientes nos sumergimos en un viaje de rap y facilitación para descubrir qué suscitaba ese encuentro y trabajar en dos direcciones:

  • Descubrir el rap como vehículo de facilitación.
  • Usar el rap como una metáfora para reflexionar sobre el apasionante mundo de la facilitación.

El desafío del día: guardar la timidez y la exigencia para otro rato; entrar en el ritmo de la música (el bit que le dicen por ahí) y en nuestro propio ritmo; fluir y dar lugar a lo que apareciera. En mi caso, había otro ingrediente: facilitar el espacio con el gran Santi Insua — Filosonar y encontrar mi voz en un nuevo dúo. …


HR quiere ser ágil. O al menos eso dice. No se sabe si fue una idea de HR, de los compañeros del área de sistemas, de alguna casa matriz o simplemente una chispa que se encendió por ahí pero… HR quiere ser ágil.

¡¿Ahora tiene sentido?!

Diría que sí.

Image for post
Image for post

La agilidad tiene en sus entrañas un concepto que ya es trending topic: «el cliente en el centro». La revolución copernicana del management nos revela que nuestro objetivo es enamorar al cliente (no al jefe ni a los accionistas) y que para lograrlo tenemos que mirar afuera -en vez de mirarnos el ombligo-. Empatía, empatía, empatía. …


¡¿Sabés qué es un Speed-dating?!

Seguro lo viste en alguna película. Solteras y solteros sentados en mesitas con la luz baja. Tienen solo unos minutos para cruzar unas palabras y sensaciones con la persona de enfrente y descubrir si hay “match” o no. Después suena el ring y cambian rápidamente a otra potencial pareja. Y así una y otra vez.

En otras palabras, el speed-dating es un proceso que permite que los solteros conozcan muchas posibles parejas en un período de tiempo muy muy corto. Innovación en citas, ponele. O algo así. …


Uno de mis objetivos de este marzo era compartir mi experiencia de Agile Gov. ¡Y voy bien! Encendí los motores y… ¡no paro! Así que aquí viene un nuevo post de la zaga: “Mis aventuras ágiles por gobierno”. O algo así. En un primer post, te conté qué entiendo por Agile Gov. En el segundo, nos adentramos en el paso 1 = Agile Tasting / Shake it! Y ahora toca ir un paso más allá. ¡Llegó la hora de la Agile Clinic! O clínica, ¡¿vio?! Y no, no se llama así porque nadie esté enfermo. Tal vez, inconscientemente estaba pensando en una clínica de tenis: entrenamiento, coach, profesionales. Creo que sí. …


Cerraba el post anterior preguntando-te/me si se podía trabajar por un Agile Gov y prometiendo que iba a compartir mi respuesta. O al menos mis aventuras. Y es que mi respuesta, no es otra cosa que mi experiencia. Así que… ¡aquí va!

El 2017 fue el año de cumplir un sueño: trabajar (muy) activamente para llevar agile al Gobierno. Y cuando me refiero a Gobierno no me refiero a las áreas de Sistemas o Modernización sino a Gobierno. Todo. Cruzando gerencias, direcciones y ministerios. Con talleres de formación, clínicas y coaching. …


A que si te digo que cierres los ojos y pienses en gobierno ágil se te aparece la idea de “trámites rápidos, sencillos,… hermosos”. Y si. Es lo que casi-todo-el-mundo-imagina. Por eso mismo, empiezo este post aclarándote que te voy a hablar de Agile Gov (y no de Gobierno Ágil). Y no porque me guste el english sino porque no puedo ir contra el imaginario popular y quiero introducir un concepto que, al menos para mí, tiene muchas aristas y que es rico-super-rico.

Image for post
Image for post

Agile Gov es un gobierno que tiene un propósito claro y cree en el poder de las personas y sus conversaciones para alcanzarlo. ¡¿Por qué?! Porque sabe que las soluciones a problemas complejos llegan desplegando todo el potencial creativo e innovador de los equipos y no haciendo que estos sigan férreos procesos que se repiten desde los tiempos de los tiempos. Así abandona la cultura de la jerarquía, el control y el mando -lo vertical- para darle lugar a la red y la colaboración -lo horizontal-. Tanto al interior del Gobierno -rompiendo los silos- como al exterior — colaborando con otros agentes sociales, políticos y económicos-. …


Surge una gran nueva oportunidad (un nuevo curso a dar, una nueva charla a escribir, un nuevo cliente, un… ¡lo que sea! = podés hacer acá tu «fill in the blanks»). Te entusiasma. Y como sos un apasionaaaado de la vida, te acelerás. Esbozás una sonrisa grande-requete-re-grande. Te lo imaginás. Y obviamente, ¡aceptás! ¡¿Cómo te vas a perder este «regalito» caído del cielo?! Estás en la fase 1: «el enamoramiento».

Te olvidás y seguís con todo el resto de cosas que llevabas entre manos. Un rato después te das cuenta del «embolao» en el que te metiste (expresión española que refiere a un gran-pero-que-gran-quilombo). La oportunidad es maravillosa, sí. Pero como todo en esta vida, tiene un costo. Aceptarla implica dejar otras cosas. Ya no tenés «veintis» y sabés que en esta vida todo-todo-todo no se puede y que un sí solo se equilibra con un no. …

Melina Jajamovich

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store