Abrazos para días de mierda.

Dame un abrazo, llename de moco, apretame fuerte hasta que te quedes sin fuerza. Larga todo. Que acá estoy.

Lo que a vos te duele a mi también.

Tomemos una cerveza y olvidemosnos de toda la mierda, o mucho mejor riamos con los ojos chinos y que se nos vean todos los dientes.

Que días de mierda son algunos, pero que lindos los que estás vos. Siempre con tu energía hermosa que me hace bien al alma.

Que impotencia cuando te sentís chiquita porque sos enorme y tu alma brilla e ilumina el mundo.

Te aseguro que cualquiera desearía ser como vos: tan única, tan especial, tan autentica. ¿No te viste al espejo? Sos preciosa con el cabello largo, corto, pintado de verde o de morado.

Mujer, me encanta cuando te sonrojas. Mostras un lado que podría matar de ternura a cualquiera.

¡Cuando te enojas sos un huracán! Arrasas con todo y todos. ¿Y te diste cuenta como sos cuando te enamoras? Ciega, dulce y un manojo de nervios. Un manojo entero de amor.

Me fascina la forma en la que te comportas cuando quieren tocar tus alas. Sos tan libertina, tan independiente.

¿Que te ha hecho llorar hoy? No dejes que nadie te diga que hacer, se vos misma que así sos perfecta.

Detesto cuando alguien te quiere bajar porque sos fuerte y valiente, y te veo luchar por tus sueños. Sueños que van cambiando según lo que te pinta, porque sos libre y soñadora.

Lo bueno es que así mejoras todos los días, creces y volas alto.

No te olvides de decirme a dónde vayas, porque quiero estar ahí para vos. Cuando sea un día de mierda y pienses que todo se va al carajo.

Por muchos brindis más, que nos tenemos la una a la otra.

Leí un texto bello por ahí y me inspiró esto, que no sé bien que es. Pero salió del corazón.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Melissa Brandi’s story.