(Mi)s Pendientes

Cuelgan de mis pendientes tantas emociones, se balancean rozando mi lóbulo
No nos olvides.
Susurran un poco, pesan algunos días, y es tan agradable su presencia en otros.
No nos olvides.
Una piel que no conocen los roza, un balbuceo irreconocible, (Insensible, eso lo saben ahora.)
No nos olvides.
Mi mente la ocupan algunas cosas, me olvido de tantas… y tan suavemente. Tanto que ni siquiera lo noto
No nos olvides
Clic. Se desprenden, caen, revientan. El momento se extiende y el escalofrío que recorre mi espalda me avisa que me voy, que caigo, y es la caída tan grande como mi aturdimiento.
No nos olvides, todavía no.