De cómo 7.6 Millones de personas se equivocaron

Una situación extraña se cierne hoy en Venezuela, el debate se aleja del golpe de estado y se acerca peligrosamente al discurso electoral, decidí poner las cosas en perspectiva.

Esta historia comienza el 2 de Mayo del 2017 con la convocatoria del Presidente Nicolás Maduro a celebrar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Venezuela para reformar la ya perfecta Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Hay que recordar que esta convocatoria, a diferencia de las convocadas por Hugo Chávez, representa un evento inédito e ilegal ya que la convocatoria carece de la invocación a través de las firmas del pueblo soberano. En consecuencia, la convocatoria se realizó fuera del marco de la constitución.

La oposición en un acto de desafío y rebeldía, organizó un Plebiscito, que aunque no vinculante, terminó siendo un rotundo éxito. Con una participación masiva y con 7 veces menos mesas electorales, más de 7.6 millones de personas votaron en lo que muchos la consideran una hazaña en materia electoral.

Pero, ¿cuál era el objetivo del Plebiscito?

La consulta popular se concentró en tres preguntas:

  1. ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano?
  2. ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?
  3. ¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido a la Constitución, y a la realización de elecciones libres y transparentes así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

En promedio, el voto del "Sí" superó el 98%, es decir, unos 7.5 millones de personas aprobando la consulta.

El resultado aplastante, puso en evidencia que el pueblo venezolano, en su gran mayoría, rechazó la convocatoria ilegal para una nueva ANC.

La Comunidad Internacional

Los venezolanos han reclamado por años la posición tibia y conservadora de la Comunidad Internacional (CE) al tema venezolano. Pero todo esto cambió luego del plebiscito y la CE declaró su apoyo al pueblo, reconociendo el carácter masivo de la consulta y declarando que el Régimen Revolucionario venezolano estaba ya fuera de la constitución y sin apoyo popular.

Unos 40 países han declarado en contra de la ANC como una maniobra del Régimen para mantenerse en el poder.

Inmediatamente, el Régimen de Maduro empezó a recibir advertencias de varios gobiernos al desconocer los resultados de la ANC ilegal y tomar acciones en caso que aprobaran la maniobra política.

Precipicio Electoral

Aún así, el Régimen no cesó en sus intenciones y el 30 de Julio del 2017, se lanzó por la escarpada ruta al abismo y realizó el proceso electoral ilegal, fuera del amparo constitucional, sin respaldo popular y con más de 40 países en contra.

Ver más fotos en Infobae

La Estafa más grande del Siglo

En la madrugada del 31 de Julio, el CNE dice que participaron más de 8 millones de personas a pesar de que la farsa ya era evidente.

Con una abstención mayor al 87% y con miles de evidencias fotográficas en las redes sociales, la población reconoció la paupérrima participación, aún así, el CNE declaró un triunfo. Según sus números, este evento registró la mayor participación popular desde el triunfo de Hugo Chávez en Diciembre del 1998.

Mientras tanto, la empresa Smartmatic, responsable desde hace más de 15 años por la instalación del sistema electoral "más seguro del mundo" ha declarado que el CNE manipuló los datos de participación (léase "Fraude")

Una vez aprobada la ANC por parte del CNE, inmediatamente se activaron las medidas en la reconstrucción del modelo político y social de Venezuela habilitando al régimen al poder político absoluto con capacidad de desintegrar la República a su antojo. En otras palabras, en la instauración de una dictadura aún más arbitraria que la desgraciada y corrompida que la dictadura cubana.

Destrucción de Instituciones

El primer paso fue arremeter con más dureza contra la disidencia política, encarcelando a más gente y regresando a la cárcel a Leopoldo López y Antonio Ledezma a quienes el régimen habría dado casa por cárcel. Ledezma fue regresado a su casa dos días después.

Capital Político a la Basura

A pesar del apoyo de más de 7.6 millones de personas que votaron por el rechazo de la ANC ilegal en Venezuela, exigirle a las FF.AA. del país respetar la Constitución y la solicitud la renovación de los Poderes Públicos en Venezuela.

A pesar también que más de 40 países apoyaron al pueblo, donde EE.UU. impuso medidas personales severas a la cúpula del régimen y la expulsión de Venezuela de organizaciones como el Mercosur, el régimen no le importó lo más mínimo para continuar con su maléfico plan de destrucción nacional.

Pero lo más asombroso aún es que la Oposición en Venezuela haya ignorado el clamor del pueblo y de la comunidad internacional y no haya renovado los poderes públicos (ciertamente intentó renovar el Tribunal Supremo de Justicia -TSJ- y fracasó ante la arremetida policial del régimen), y aparentemente abandonó la lucha por la renovación de las instituciones.

Lo que parecía obvio, no se cumplió.

La Asamblea Nacional, a pesar de contar con el enorme poder político luego del plebiscito, pudo haber nombrado nuevos poderes públicos y acceder a toda la ayuda ofrecida por la comunidad internacional para de una vez acabar con un régimen abiertamente declarado Dictatorial.

Todo esto sin olvidar los más de 120 jóvenes de la Resistencia que dieron su vida apoyando a la Asamblea Nacional y al Pueblo de Venezuela, sin olvidar a los miles de presos que fueron abusados y torturados y la persecución política más brutal que se ha visto en el Continente.

¿Salida Electoral?

A pesar de todo esto, es inconcebible pensar en la via electoral. Pero aunque parezca absurdo e ilógico, ya existe en Venezuela, un debate que ampara la vía electoral como mecanismo de Salida en defensa de la Democracia y la Constitución.

El debate electoral incluye la inscripción de los candidatos en miras a las próximas elecciones de Gobernadores y Alcaldes y de cómo no debemos dejarle el camino libre al régimen.

Este debate es terriblemente peligroso porque no solo olvida todos los precedentes ocurridos sino que también implica una enorme confusión (aparente) dentro de la dirigencia política opositora.

La salida electoral concluyó con más de 7.6 millones de personas votando a favor de un cambio y esto difícilmente puede considerarse una equivocación.

Queda ampliamente demostrado que los caminos electorales con este régimen forajido, son totalmente inútiles. Y quien tenga el valor para contradecirlo, estaría:

  1. Ignorando el resultado del plebiscito
  2. Afirmando que 7.5 millones de venezolanos votaron en vano
  3. Unos 40 países de comunidad internacional se equivocaron
  4. +120 jóvenes muertos se equivocaron
  5. Miles de venezolanos presos, torturados y perseguidos por razones políticas han sufrido en vano

De sobreponerse la tesis de la salida electoral, la oposición habría desperdiciado su mejor momento histórico desde 1999.