Autoritarismo Azul, Colores Rusos

Los pitufos habitan en una comunidad secreta de pequeños seres azules que viven en lo más profundo del bosque. Tienen todos el mismo tamaño, apariencia y vestimenta y pregonan un valor empresarial a toda costa, incluyendo através de acciones que dañán profundamente la vida democrática del país. Los hombres de azul se dicen hombres de ley. Siempre y cuando la ley les beneficie. Los hombres de azul se dicen ser honestos — más expediente tras expediente demuestra enriquecimiento inexplicable, y lavado de dinero imperdonable. Los hombres de azul se dicen respetar las instituciones. Pero desde que entraron al poder usaron las instituciones para descrarrilar a sus oponentes, internamente y nacionalmente. Los hombres de azul se persinan sus pecados, y acusan al que es diferente de ser inmoral y una lacra para la sociedad.

Hubo una frase celebre del Zorro Azul, presidente en el 2000, que ordenó que usarán todos los métodos disponibles para parar a su contrincante — el que hoy lidera las encuestas. Dejemos en claro en el 2006 hubo fraude — y fue fraude azul. En el 2012 hubo indicios de fraude y fue fraude rojiazul. Y hoy continuan la marcha hacia una democracia que para ellos solo se pinta de azul con pantalones rojos.

Acusan a sus contrincantes de ser militantes violentos — pero el único presidente en la historia moderna del país que se ha vestido de militar ha sido un presidente azul. Acusan al contrincante de no respetar la constitución — aún cuando los únicos presidentes en doblegarse al Vaticano, desdibujando el país laico, han sido presidentes azules. La era moderna de la guerra fatídica al narco y la erosión de los derechos humanos en México — se desarrolló bajo la bandera azul — con el pretexto de una seguridad interior que tampoco alzcanzaron. Internacionalmente el partido azul forma parte de organizaciones internacionales políticas afines a partidos de conservadurismo duro al lado de personajes tan amables como Vladimír Putín y su frente Ruso. De hecho esa es la visión de estado de los pitufos. Un país maldito donde la diferencia cultural, social y le diversidad nacional no cabe en la estructura pitufina. O todos azules o todos son enemigos peligrosos de México.

Hoy el gran pitufo azul candidato a la presidencia se instala utilizando precisamente los mismos métodos de un estado puramente Ruso. Un pequeño Vladimir jugando de democráta. Utilizando cuanta artimaña y mano dura necesaria para hechar a un lado a todo el que se le ponga en el camino. Pactando secretamente con el poder financiero para posicionarse como una oposición que nunca lo ha sido. Es parte del sistema — el sistema neo-moderno Méxicano que ellos mismos crearon y que hoy está mostrando sus verdaderos colores. Es parte de una visión de un México de un sólo color azul — con pantalones rojos.

El autoritarismo azul se caracteriza por su aparente desprecio al trabajador, al pueblo y a los que menos tienen — pues ven de ellos a flojos, abusones, aprovechados y a una fuente de mano de obra barata — sobre todo si es vendida al mejor postor extranjero. Se vuelven loquitos con la modernización porfiriana — mostrando como pagar un empanedado con un celular en una tienda de una multinacional Norte-Americana. Y no ponen un pie a los verdaderos micro empresarios que laboran en las centrales de abasto y los mercados comunitarios. Se enfocan a la clase media alta o alta , o alta alta— pues la diferencia es nula para el que nada tiene. Piensan que la distribución del pastel no existe. Sólo existe el pedazo más grande para el que más tiene. Y han creado un sístema competitivo de mercado que ha abierto a una hambre de consumismo — y ha empujado al que economicamente no puede a buscar cualquier manera de avanzar — sin oportunidades a la vista mas las que les dan las organizaciones criminales. Han roto el tejido social y lo han suplantado con uno que marca deliberadamente la diferencia de clases. Y bien sabemos que los que son azules tienen las de ganar. Es una estrategia meramente del país azul que vislumbran — con pantalones rojos.

El autoritarismo azul es desmedido y es disfrazado. La unión del uso militar, el matrimonio con la iglesia, el peso de toda la ley a conveniencia y la venta a las cúpulas financieras de amigachos y extranjeros es la propuesta de los pitufos.

Vladimir estaría feliz y orgulloso del autoritarismo azul.

Like what you read? Give METAFORA POLITICA a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.