¿Cómo y porqué? debemos diseñar políticas culturales.

El amplio sentido que le asignamos a la palabra cultura , nos permite definir que las diversas manifestaciones de un pueblo expresadas a través de distintos “haceres” que incluyen actividades culturales, artísticas, deportivas, recreativas, gastronómicas, turísticas, educativas, religiosas, solidarias, etc., se encuentran dentro del ámbito de una gestión cultural de gobierno.

En este sentido descubrimos que esta visión de la cultura se roza con todos los ámbitos y aspectos de la vida de un pueblo, y puede fortalecer su lazos, generar identidad y pertenencia, solidaridad, inclusión, potenciar capacidades y virtudes y aún generar fuentes de trabajo e impulso económico.

Teniendo en cuenta la brevedad de las gestiones del estado, y los recursos limitados con los que se cuentan nos damos cuenta que es necesario y fundamental contar con una planificación, un plan estratégico que le permita al gobernante y decisor priorizar y administrar correctamente los recursos. Cuando hablamos de recursos nos referimos a 4 ámbitos, a saber: 1. Humanos, 2. Financieros, 3. Edilicios y 4. Recursos Culturales Intangibles, como los son los organismos vivos que participan en la vida cultural de un pueblo diferentes al estado(ONGs, clubes, instituciones educativas formales e informales, academias, iglesias, etc.) así como las practicas culturales instaladas en la sociedad.

Al contar con un plan estratégico y saber cuales serán las políticas publicas principales que se llevaran adelante así como que necesidades y demandas se buscarán suplir a través de ellas se puede realizar una reorganización de los recursos en función del plan.

Por lo anteriormente dicho y ante la experiencia del trabajo realizado cuando me tocó cumplir el rol de Director de Cultura y luego de Secretario de Desarrollo Humano de la ciudad de Villa Allende es que veo la necesidad de plantear tres objetivos que deben incluirse en la correcta administración de una gestión política cultural.

Objetivo

1. Diagnosticar, diseñar, implementar y evaluar políticas publicas referidas al ámbito cultural.

2. Fortalecer la identidad local y regional.

3. Garantizar la inclusión y la búsqueda del bien común.

Desarrollando brevemente los ítems del objetivo 1 debemos disgregar 4 conceptos, a saber:

1. Diagnóstico

2. Diseño

3. Implementación

4. Evaluación

Sobre el Diagnóstico

En esta etapa inicial es necesario “analizar” cuales son las políticas publicas existentes y conocer su desarrollo, (estén planificadas o no).

Analizar la opinión publica de los actores principales. Relevar a todos los involucrados en la red cultural y hacerlos parte de un proyecto macro.

Buscar la información existente y disponible con respecto a la identidad histórica cultural patrimonial.

Elaborar un diagnostico general.

Sobre el Diseño

Una vez realizado el diagnóstico general se procederá a identificar cuales son las necesidades y problemas, cuales son demandas y cuales son consideradas urgentes.

Desde allí se elaboran diseños y alternativas de posibles soluciones y proyectos a implementar, teniendo como protagonista principal al estado comunal o municipal.

El diseño de una política publica comenzará seguramente atacando las demandas urgentes, pero sin que estas sean el objetivo principal de la mismas, sino solo el primer paso para la concreción de objetivos culturales a largo plazo.

El diseño contara con Planes ,Programas y Proyectos, yendo de lo macro a lo micro. Entendiendo que un plan es la idea general de lo que se desea obtener, y dentro de él se desarrollarán programas diferentes que abordan distintos aspectos de ese plan. A su vez dentro de esos programas encontraremos diferentes proyectos que son la instancia más directa en el diseño de la política publica.

Sobre la implementación

Una vez planteadas las alternativas, sus variantes, pros y contras el gobernante es quien decide desde su visión política cual es el camino a tomar.

La implementación de esa decisión deberá ser llevada adelante por la estructura comunal o municipal y sus recursos.

En este aspecto la eficacia en la administración de los recursos es parte fundamental del trabajo. La selección y capacitación de los recursos humanos es otro factor determinante.

Sobre la Evaluación

En primer lugar debemos decir que cuando no existe un diseño no existe manera de evaluar una gestión. Eso significa que muchas veces nos encontramos con actividades consumadas las cuales evaluamos como buenas, muy buena o malas, etc; pero en realidad no tenemos ningún parámetro real para hacerlo, ya que se carecía de un criterio de evaluación al carecer de objetivos y plazos establecidos para cumplirlos.

En este aspecto existen herramientas tipo tablero de control periódico, a través del cual se pueden seguir los avances y concreciones de los objetivos planteados en el tiempo almanaque, así como también los supuestos por causa de los cuales no se cumplen los objetivos parcial o totalmente. Esto también nos permite evaluar el desempeño no solo del plan en si mismo, sino del personal que lo esta implementando.

Desde el tablero de control el gobernante puede tener desde una visión grafica y sencilla del avance de cada plan, programa y proyecto. Una herramienta fundamental para el ejercicio del gobierno, el seguimiento de las políticas publicas en general y la organización de sus reuniones de gabinete.

Eventos y Políticas Publicas

En muchos lugares se tienen fiestas populares o festivales, que están afianzados en la vida cultural del pueblo, pero muchas veces se cae solo en una visión “eventista” de la cultura perdiendo la posibilidad de proyectar una política publica cultural que tenga como broche de oro o como evento mas importante a un festival tradicional. La integración de las fiestas populares del pueblo, transformándolas en parte del proyecto cultural anual a través de una planificación deliberada es lo correcto. Inundando el diseño con la identidad de la fiesta y a su vez contagiando a la fiesta de la identidad del proyecto, generando así un feedback fundamental para potenciar tanto el festival como el proyecto anual.

Objetivo 2

Por ultimo como breve comentario sobre nuestro objetivo 2, debemos decir que el fortalecimiento de la identidad de un pueblo es fundamental para su sano crecimiento y desarrollo. La cultura es la herramienta principal para este fin. Por ello la identidad local y regional deben ser prioridades en el desarrollo de un plan de gobierno. Aquí la política se debe centrar en ofrecer posibilidades de desarrollo a los productores culturales locales, brindarles plataformas de crecimiento e innovación y aun de descubrimiento de opciones existentes en otras ciudades o provincias y buscar la manera de articular.

Objetivo 3

Como otra arista del desarrollo de la identidad local y regional debemos pensar en la inclusión, sobre todo desde el reconocimiento de la diversidad y la aceptación del otro, otorgando garantías de acceso para que los bienes culturales que provee el estado estén al alcance de la mano de cualquier vecino, pero mas cerca de los que menos tienen. Una mirada equitativa e inclusiva desde lo cultural es fundamental.

La búsqueda de bien común, tiene varias rutas que nos dirigen hacia lo cultural, etc. Es menester que este punto también sea considerado importante dentro de un diseño de política publica cultural.