Nuestra inútil relación

En algún momento creí que el tiempo me haría ver las cosas de una forma diferente; mejor. Que podría aceptar los peores años, que aprendería de esos errores, que sería mas optimista.

Sin embargo, el tiempo ha cambiado las cosas de forma inesperada.

Ahora solo siento arrepentimiento que no puede tener perdón.

El resentimiento se ha quedado instalado ahí, como una nueva cicatriz.

El cúmulo de recuerdos pesados y dolorosos que nunca me hacen sonreír.

Esos cuatro inútiles años, de sinceridad aplastante, de frustración por no podernos hacernos felices, esa lucha, ese no ceder.

Tantas comidas, dietas y amaranto con yoghurt natural por las mañanas.

Ese ford fiesta verde, y el golpe imprudente de una laptop que cayo cuando ya no me amaba.

He fantaseado tantas veces que empaco todos esos objetos con los he estado cargando a lo largo de cinco mudanzas y se los regreso todo. No como un gesto de ingratitud, sería mas como un:

— Ya no sé que hacer que hacer con esto. Durante años yo cargue con nuestros recuerdos y ya no quiero hacerlo más. Solo son objetos pero cada objeto para mi representa algo que no quiero sentir. Mientras yo vivi nuestra separación enfrentando todo el dolor y confusión, tu preferiste ignorarlo todo, ignorar incluso que yo aun existía.

Que inútiles cuatro años de recuerdos dispersos, de sus mechones de pelo y esos te amo tan distantes que ahora hasta creo que los imagine.

Que inútil aprender tantas cosas de alguien a quien ahora jamás dices: hola.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.