Microinteracciones, diseñar con “detalles”

Podemos diseccionar los productos excelentes en dos componentes básicos: características y detalles .

Las características son lo que atrae a las personas hacia el producto, y los detalles son lo que las mantiene allí.

La microinteracciones son parte de esos detalles. Conducen a una interacción perfecta con los productos. Por otro lado, la falta de atención a esos detalles suele llevar a la frustración del usuario y pueden originar un pequeño rechazo al producto.

Según Dan Saffer, todas las microinteracciones deben tener una estructura de cuatro partes:

  • El trigger o disparador evento que nicia la microinteracción.
  • Las reglas o flujo de la microinteracción, definen la secuencia de eventos.
  • La retroalimentación permite a las personas saber lo que está sucediendo.
  • Bucles y modos determinan las meta-reglas de la microinteracción. Los modos solo deben usarse cuando hay una acción crítica, pero poco frecuente, que de otro modo interrumpiría el flujo de la microinteracción. Los bucles determinan cuánto dura la microinteracción, si se repite y cómo cambia con el tiempo, etc.
Smart Thinking: Microinteractions Animation

Básicamente, las microinteracciones contienen momentos del producto que hacen una tarea pequeña . Son tan pequeños que no piensas en ellos.


En el libro de Dan Saffer Microinteracciones , señala que estos momentos de diseño atómico sirven para las siguientes funciones esenciales:


  • Realizar una tarea individual.
  • Comunicar el estado y proporcionar información sobre las acciones del usuario.
  • Prevenir el error humano
  • Mejorar el sentido de la manipulación directa.
  • Ayudar a los usuarios a visualizar los resultados de sus acciones

También añaden deleite visual, mejoran la UX (experiencia de usuario) y como tal establecen una conexión emocional con los usuarios y les insinúa que hay humanos diseñando estas cosas detras de las máquinas, por tanto son una de las mejores formas de humanizarlas. Las buenas microinteracciones establecen una comunicación directa entre la aplicación y el mundo real utilizando la el mismo “idioma” que el usuario.

Por tanto las microinteracciones son fundamentales ya que la importancia de la UX radica en como gestionar usuarios y de como se sienten al usar el producto y pueden darle verdadera vida al interfaz.

Like what you read? Give micafe@enyiris a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.